Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies. Ver más información / X

Dermofarmacia

Dermofarmacia Dermofarmacia

Cuidado facial

A lo largo del tiempo la piel del rostro sufre algunos cambios que alteran su estructura, por lo que las necesidades en cada etapa de la vida son diferentes. El cuidado facial diario mediante fórmulas adaptadas a cada tipología de piel es esencial para retrasar el envejecimiento cutáneo y conseguir mantener la belleza natural de la piel.

Cuidado de la piel

En la juventud la piel suele presentar un exceso de grasa que se manifiesta con la aparición de granitos, comedones y brillos en la llamada “zona T” (que corresponde a la zona nasofrontal). Para regular la producción de grasa y matificar los brillos es necesario aplicar cremas de textura ligera y geles limpiadores suaves. 

 

Cuando se llega a la edad adulta, la piel va perdiendo luminosidad, el tono cutáneo ya no es tan homogéneo y aparecen las primeras arrugas de expresión. Para retrasar su aparición debemos protegernos con productos hidratantes que incorporen antioxidantes y filtros solares (SPF) en su composición.

 

A partir de los 40 años estas arrugas se van acentuando, sobre todo en la frente, y en los surcos de la nariz y del contorno de ojos. Aparecen también los primeros síntomas de flacidez en el rostro y cuello y la piel cada vez necesita más hidratación debido a los cambios hormonales que experimenta. Para frenar el avance de las arrugas y la flacidez es imprescindible el uso de cremas y sérums con alta capacidad hidratante que incluyan ingredientes reparadores y reafirmantes.

 

Después de la menopausia la piel se vuelve más fina y frágil y la degradación de las fibras de colágeno y elastina cada vez es más acusada, lo que se traduce en pérdida de elasticidad y de tono. Los tejidos se relajan y el óvalo facial se desdibuja lentamente. Es necesario aplicar cremas hidratantes de textura rica, que refuercen la estructura interna de las células con ingredientes reafirmantes y altamente redensificadores, así como fitohormonas que ayuden a compensar los cambios hormonales.

 

Productos

Más Compartir