Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies. Ver más información / X

Pediatría

Pediatría Pediatría

Higiene periocular

Los párpados con sus pestañas y sus glándulas (sebáceas y sudoríparas) y el saco lagrimal son estructuras que protegen al ojo y forman parte de lo que se define como zona periocular. Existen distintos trastornos oftalmológicos que afectan a esta área periocular. 

Limpieza de párpados y pestañas

Durante el primer año de vida es frecuente que los bebés presenten obstrucción de los conductos lacrimales por un exceso de mucosidad y una acumulación de legañas tras el sueño. También es común la instauración de cuadros de blefaritis o conjuntivitis en lactantes y niños.

 

Ante estos procesos es importante establecer unas medidas higiénicas especificas para la zona periocular (para reducir el riesgo de irritación o de alergia y no exacerbar el cuadro sintomático y para retirar los restos orgánicos y disminuir la inflamación e irritación, facilitando así su curación).

Productos

Más Compartir