Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies. Ver más información / X

PAN-REUMOL, el baño termal rehabilitador para manos y pies

PAN-REUMOL, el baño termal rehabilitador para manos y pies

 

El dolor y la rigidez condicionan nuestra calidad de vida. Cuando se manifiestan de manera persistente reducen nuestra movilidad y afectan a nuestro estado de ánimo. Existe una gran diversidad de dolencias reumatoides y es el médico quien debe establecer un diagnóstico preciso. Sin embargo, cuando hablamos de dolor articular normalmente nos estamos refiriendo a artritis o a artrosis, dos procesos que, aunque diferentes, se manifiestan de manera similar, causando dolor y rigidez en las articulaciones, así como pérdida de movilidad, sobre todo en aquellas que son más móviles, como las de las manos y los pies.

 

Pan-Reumol, la Balneoterapia en tus manos

 

Ante este tipo de situaciones, convienen medidas complementarias para el abordaje natural de la limitación funcional sin repercutir negativamente en otros aspectos de nuestra salud. Reconocidos organismos como la European League Against Rheumatism (EULAR) y la Osteoarthritis Research Society International (OARSI) en casos de dolor articular recomiendan la aplicación local de calor y la balneoterapia, métodos de eficacia probada.

 

El baño termal Pan-Reumol de Laboratorios Viñas reúne estas dos condiciones. Por un lado, presenta la eficacia de activos como el sulfato de magnesio, extractos de tila, caléndula y manzanilla que, disueltos en agua caliente, vitalizan las manos. Por otro, proporciona el poder beneficioso del calor envolvente, con una agradable sensación de bienestar. Se trata de una estrategia que puede llevarse a cabo en casa y una alternativa más cómoda, eficaz y económica que los baños de parafina. Además, es el complemento ideal del tratamiento antirreumático y rehabilitador de manos y pies.

 

Aplicación rápida y sencilla

 

- Elige un recipiente amplio en el que puedas colocar las manos o los pies y llénalo con dos o tres litros de agua caliente –entre 37 y 41ºC-.

 

- Añade el contenido de un tapón del baño Pan-Reumol y remueve para que se mezcle bien.

 

- Sumerge las manos o los pies poco a poco. Cuando ya lleven dos o tres minutos en el agua, haz pequeños movimientos con las manos. Ve ampliándolos hasta llegar a frotártelas con un ligero masaje.

 

- El baño debe durar, en total, entre cinco y seis minutos. Este tiempo será suficiente para que notes sus beneficios. Seca bien con una toalla suave, sin frotar.

 

Para aprovechar al máximo las propiedades de su formulación es conveniente realizar el baño dos veces al día, al levantarse por la mañana y antes de acostarse, un mínimo de diez días seguidos.

 

Es muy recomendable completar el baño aplicando después Fisioreumol, la crema para masaje con Árnica y componentes análogos a Pan-Reumol de Laboratorios Viñas, que prolonga los beneficios del baño y mejora la movilidad y el estiramiento articular.

 

Ejercicios para la rehabilitación de manos y pies

 

Para las manos

  1. Cierra la mano manteniendo el pulgar fuera del puño. Aguanta unos segundos y abre el máximo posible. Repite varias veces.
  2. Forma una O tocando la punta del pulgar con el dedo índice. Aguanta en esta posición 3 segundos y luego extiende la mano. Repite la misma operación con el corazón, el anular y el meñique, extendiéndolos después de cada O.
  3. Apoya la mano sobre una superficie plana y levanta los dedos uno a uno, manteniéndolos arriba durante unos segundos. Repite varias veces.

 

Para los pies

  1. Coloca una lata de refresco congelada bajo la planta del pie y hazla rodar varias veces sin llegar al talón.
  2. Con el talón apoyado en el suelo, sujeta con la palma de la mano los dedos de los pies y tira hacia arriba. Repite varias veces.
  3. Con la planta del pie en el suelo, sujeta el dedo gordo y tira hacia arriba mientras con el dedo haces fuerza hacia abajo. Haz el mismo ejercicio, pero al revés: con las manos presiona el dedo contra el suelo mientras con el mismo haces fuerza hacia arriba, como si quisieras despegarlo del suelo.

 

Fuentes:

- Osteoarthritis Research Society International (OARSI) – www.oarsi.org

- European League Against Rheumatism (EULAR) – www.eular.org

Productos relacionados

Más Compartir