Belcils MED Gotas oftálmicas hidratantes: la solución al ojo seco

20-01-2021

El síndrome del ojo seco se caracteriza por síntomas bastante claros e identificables. Los principales son fácilmente reconocibles, siendo los más comunes la sensación de tener un cuerpo extraño o arenilla dentro del ojo, sequedad junto a un enrojecimiento ocular, picor y escozor, lagrimeo en incluso pesadez en los ojos e inflamación de los párpados. Todos estos síntomas suelen ser muy molestos e incapacitantes, por lo que poner una solución lo antes posible es el deseo de cualquier paciente.  

La pandemia Covid-19 ha aumentado las consultas por ojo seco

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos ya ha alertado que esta patología afecta hasta a un 30% de la población, aumentando la incidencia con la edad y siendo aún superior en las mujeres. Y es que, según datos de la Sociedad Española de Oftalmología, cumplidos los 60 años, la incidencia llega a un 80%. De la misma forma, los expertos avisan de que el peligro real no es tanto el aumento en las personas mayores, sino que el síndrome del ojo seco empieza a darse en personas cada vez más jóvenes.

Así pues, no de extrañar que el pasado 2020 esta afección se colocase a la cabeza en las consultas de los centros oftalmológicos. Y así lo afirma la Sociedad Española de Oftalmología, quienes han visto un aumento significativo de casos desde que comenzó la pandemia debido a nuevos hábitos que hemos adoptado en esta “nueva normalidad”.

Mascarillas y aumento del uso de pantallas

Un motivo del aumento del síndrome del ojo seco es el uso de las mascarillas.  Su uso continuado para protegernos la boca y la nariz crea un flujo de aire directo hacia los ojos de manera continuada que acelera la evaporación de la lágrima provocando síntomas típicos del ojo seco. Los ojos sensibles son los que primero han notado estos efectos, pero no han sido los únicos.

El uso (o abuso) de las pantallas de luz azul (móviles, ordenadores o televisión) también ha supuesto un gran empujón contra nuestra salud ocular, entre otros efectos. El hecho de necesitar más información y el ser la única vía para poder contactar con familiares y amigos, provocó que, en tan solo dos meses, el uso del teléfono móvil aumentase en una media de unas dos horas al día. Aunque durante los meses de verano estas cifras se relajaron, la vuelta a la rutina y la llegada del mal tiempo y la situación epidemiológica en la que todavía vivimos, ha devuelto nuestra mirada a las pantallas más tiempo del recomendable. 

Además, recluidos en casa, el impacto del ambiente seco que crea la calefacción y después el aire acondicionado fue lo que produjo que personas que hasta ese momento no habían sufrido este daño, lo comenzasen a padecer.

Cómo aliviar la sequedad ocular

Belcils MED Gotas oftálmicas hidratantes de Laboratorios Viñas son una solución sencilla, rápida y eficaz para proteger, hidratar y lubricar el ojo. El ingrediente que logra este alivio inmediato de las principales molestias es el hialuronato sódico, una sustancia presente en el humor acuoso y vítreo del ojo de forma natural, por lo que se evitan reacciones adversas o efectos secundarios si se siguen las indicaciones.

Una vez aplicadas las gotas Belcils MED, con cada parpadeo, el hialuronato sódico crea una película protectora sobre la superficie ocular. De este modo, se elimina la sensación de sequedad, arenilla e irritación.

Belcils Med Gotas oftálmicas hidratantes cuenta con dos fórmulas. La primera está indicada para aliviar los problemas leves de sequedad ocular por lo que su concentración de hialuronato sódico es del 0,21 %. Por su parte, Belcils Med Gotas oftálmicas hidratantes Forte, sube el porcentaje hasta el 0.4%, logrando así aliviar los casos más graves.  Ambas fórmulas no incluyen conservantes, pero su uso es seguro durante seis meses tras su apertura gracias a su filtro anticontaminación. Además, incluye un gotero especialmente diseñado para facilitar la aplicación de las gotas, algo que no siempre es sencillo para algunos pacientes. Ambos productos se pueden aplicar con lentes de contacto y tras tratamientos quirúrgicos.

Material dirigido exclusivamente para el profesional sanitario.

Como cuidar tus ojos

Es aconsejable realizar algunos cambios de hábitos como mantenerse a una distancia prudencial de las pantallas (televisor, móvil o pantalla de ordenador), además, debemos evitar mirar a estos dispositivos con poca luz, ya que el contraste entre el brillo de la pantalla y la oscuridad que nos rodea amplía el daño a nuestros ojos.

De igual manera, debemos asegurarnos de que la iluminación en el espacio de trabajo es la correcta y hacer descansos cada cierto tiempo. Esto último es vital, ya que nuestros ojos no están preparados para mirar a un punto fijo durante mucho tiempo. Por eso, esta pausa no debería ser cambiar una pantalla por otra o por un libro, sino intentar mirar a un punto lejano, por ejemplo, asomarse por la ventana y perder la vista en el horizonte.

Por último, ya que el ojo seco se debe a la baja cantidad de lágrima que se produce, así como por exceso de evaporización de la misma, es importante tratar de parpadear a menudo, logrando así que la hidratación existente en el ojo se extienda y se incite a la creación de lágrimas de forma natural.

share, link, spread

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUI

Necesarias por motivos técnicos

Análisis

Configuración personalizada |