Las lesiones musculares, muy comunes en el deporte

14 mayo 2018 | Salud deportiva

Las lesiones musculares, muy comunes en el deporte

Las lesiones musculares son muy habituales en la práctica deportiva, sobre todo las que afectan a las extremidades inferiores.

Estos daños en los músculos pueden estar provocados por causas directas, como una contusión o una laceración, pero normalmente tienen su origen en factores indirectos asociados a un sobreesfuerzo muscular.

Dentro de la categoría de lesiones musculares, se incluyen dolencias como agujetas, contracturas provocadas por sobrecarga, o desgarros musculares completos que pueden requerir unos tres meses para su total curación.

Este tipo de lesiones musculares deportivas se caracterizan por la aparición de un dolor repentino, en forma de tirón o pinchazo, cuya intensidad dependerá del grado de afectación de los músculos implicados.

Aunque pueden tener un origen multifactorial, se asocian a la mala preparación física, a un desequilibrio muscular y a la fatiga.

Asimismo, para prevenir este tipo de lesiones, es fundamental realizar siempre un calentamiento específico para cada deporte antes de iniciar el ejercicio. De este modo, se conseguirá una mayor irrigación sanguínea de los músculos y, por tanto, minimizar el riesgo de sufrir un daño. También, al finalizar el entrenamiento, es clave bajar el ritmo progresivamente, nunca de golpe, y dedicar unos minutos a los estiramientos.

Las lesiones musculares deportivas más frecuentes

Entre las lesiones de tipo muscular que suelen afectar a las personas deportistas, destacan las localizadas en los siguientes músculos:

  • Lesión en el cuádriceps: Se caracteriza por el dolor al tacto, el estiramiento o la contracción de los músculos localizados en la parte delantera del muslo. Estas lesiones en el cuádriceps suelen aparecer al chutar o correr, por ejemplo.
  • Lesión en los isquiosurales. Causa un dolor agudo que provoca, de forma inmediata, la imposibilidad de movilizar los músculos de la zona trasera de los muslos. Las lesiones en los isquiosurales suelen darse en la carrera o por un exceso de estiramiento de los músculos.
  • Lesión en los gemelos. Produce un dolor súbito e intenso en la parte trasera de la pantorrilla, provocando que caminar resulte muy doloroso, por lo que causa una cojera evidente. Además, suele aparecer un derrame sanguíneo que puede llegar a alcanzar los dedos de los pies. Este tipo de lesiones en los gemelos acostumbra a producirse cuando la rodilla está en extensión y el tobillo, en flexión. Por esta razón, es habitual en tenistas. 
  • Lesión en los aductores. Se trata de un dolor muy agudo en la parte interior del muslo, generalmente localizado en la zona de la ingle, que tiende a aparecer al cambiar de ritmo o dirección en el movimiento, así como al chutar.

En función del tipo de daño muscular y su nivel de afectación, el proceso de curación puede variar de forma significativa.

No obstante, los diferentes tratamientos para las lesiones musculares deportivas se basan en ir preparando los músculos para recibir un estímulo cada vez superior.

Lo fundamental en cualquier caso es, en las primeras 24-72 horas, reducir el edema y la inflamación. Para ello, se recomienda aplicar el denominado método RICE. Es decir: Rest (descanso deportivo), Ice (aplicación de hielo), Compression (compresión) y Elevation (elevación de las piernas).

A pesar de que pueden tener un origen multifactorial, las lesiones musculares en el deporte se asocian a la mala preparación física, a un desequilibrio muscular y a la fatiga.

El objetivo es prevenir el empeoramiento de la rotura muscular, disminuir el hematoma y la inflamación, favorecer el retorno venoso y acelerar la recuperación.

Como medida concreta, se recomienda combinar la compresión con la crioterapia (aplicación de frío) en intervalos de 15 a 20 minutos de duración, repitiéndolo cada 3 o 4 horas.

Además, se pueden utilizar analgésicos como el paracetamol para aliviar el dolor. En cambio, hay que evitar el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno, ya que estos interfieren en la regeneración de los tejidos musculares. 

Bibliografía

 

  • Jiménez, J. F. Lesiones musculares en el deporte [en línea]. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, 2006. <http://www.cafyd.com/REVISTA/art4n3a06.pdf>
  • Redacción. Lesiones deportivas [en línea]. Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, 2014. <https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-salud/lesiones-deportivas>
  • Cardero, M. A. Lesiones musculares en el mundo del deporte [en línea]. Repositorio Institucional de la Universidad de Extremadura, 2007. < http://dehesa.unex.es/bitstream/handle/10662/6387/1885-7019_4_1_13.pdf?sequence=1>

ENTRADAS MÁS VISTAS

5 consejos para prevenir las rozaduras en el deporte
Salud deportiva
5 consejos para prevenir las rozaduras en el deporte

La fricción constante y repetitiva de la piel durante el ejercicio físico favorece la aparición de rozaduras. Por esta razón, conviene prestar especial atención al cuidado cutáneo de los deportistas, así como seguir una serie de medidas para prevenir estas lesiones.

LEER MÁS
La alimentación en el entrenamiento deportivo
Salud deportiva
La alimentación en el entrenamiento deportivo

Una buena elección de los alimentos que se consumen antes, durante y después del entrenamiento es clave para un óptimo rendimiento deportivo y la recuperación muscular. Las recomendaciones nutricionales, además, deben adaptarse al tipo de ejercicio.

LEER MÁS
Cómo mejorar la salud cardiovascular gracias al ejercicio físico
Salud deportiva
Cómo mejorar la salud cardiovascular gracias al ejercicio físico

El ejercicio físico no es solo beneficioso, sino esencial para la salud. Sobre todo, para prevenir patologías crónicas. En el caso de las enfermedades cardiovasculares, el sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo. No obstante, es un hábito modificable.

LEER MÁS
Cómo mejorar la fuerza muscular gracias al yoga
Salud deportiva
Cómo mejorar la fuerza muscular gracias al yoga

El yoga puede ser un excelente entrenamiento de la fuerza muscular. Sobre todo, porque permite trabajar la musculatura de nuestro cuerpo mediante la sucesión de sus diferentes posturas. Como consecuencia, el cuerpo se fortalece y pueden incluso mejorar ciertas dolencias.

LEER MÁS