Cómo evitar las ampollas en los pies

25 mayo 2022 | Salud deportiva

Cómo evitar las ampollas en los pies

Las ampollas en los pies son, en realidad, un mecanismo de protección de la piel. Ante una agresión, la piel reacciona formando una elevación cutánea palpable y circunscrita que contiene una secreción acuosa en su interior (suero y líquido linfático).

El problema es que suelen ser lesiones muy molestas y dolorosas, de rápida aparición, pero que pueden necesitar varios días para su completa remisión.

En función de su tamaño, las lesiones se diferencian entre flictenas (menos de 0,5 cm de diámetro) y ampollas (más de 0,5 cm de diámetro).

Una de las principales causas de por qué salen ampollas en los pies son las rozaduras en el deporte. Sobre todo, cuando se trata de prácticas deportivas intensas y/o de larga duración o se utiliza un calzado inadecuado.

Estas lesiones son especialmente habituales en quienes practican senderismo, los corredores o quienes juegan a fútbol.

En estos casos, la fricción continuada de la piel con el zapato puede hacer que aparezcan ampollas en los dedos de los pies, la planta, el empeine o el talón.

Las ampollas en los pies son frecuentes en quienes practican deportes como el running o el fútbol o tras caminar largas distancias.  

Sin embargo, unos zapatos nuevos, incómodos y/o mal ajustados también pueden provocar estas lesiones en el día a día. De ahí que sea tan importante utilizar siempre un calzado cómodo y adaptado al tipo de pie de cada persona.

Esto es especialmente importante en condiciones de temperaturas extremas (tanto frío como calor) y de mucha humedad, ya que son circunstancias que favorecen la aparición de ampollas en los pies. De hecho, la congelación es un factor que contribuye a la formación de estas lesiones.

Otros motivos por los que salen ampollas en los pies son las quemaduras solares importantes, las quemaduras químicas (por contacto con algún producto ácido), las dermatitis de contacto, las reacciones alérgicas y algunas infecciones víricas como el herpes y la varicela.

Las ampollas en los pies se caracterizan por ser zonas enrojecidas que causan dolor en la superficie cutánea donde se están formando. También hay un ablandamiento de la piel debido al líquido contenido en el interior.

Las ampollas suelen ser rojizas y esta coloración denota que ha habido la rotura de algún vaso sanguíneo.

Las de color amarillento o verdoso, en cambio, alertan de la presencia de pus y, por tanto, de una posible infección. De ser así, es fundamental acudir al podólogo, sobre todo las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones. Por ejemplo, en caso de pie diabético

Además, cabe tener en cuenta que cualquier ampolla puede desprenderse y formar una úlcera. Esto hará que la lesión sea mucho más dolorosa, se pueda infectar más fácilmente y tarde más en curarse.   

Por todo ello, es conveniente saber cómo evitar las ampollas en los pies. Sobre todo, entre los deportistas o quienes practican ejercicio físico de forma habitual.

También es especialmente importante el cuidado de los pies en verano. Principalmente, porque es en esta época del año cuando están más expuestos (se utiliza un calzado descubierto, sin calcetines que protejan la piel de la fricción, etc.) y las temperaturas (el calor y la humedad) favorecen la sudoración y la hinchazón.

Todo ello hace que se incremente el riesgo de sufrir ampollas en los pies y otras afecciones.

Recomendaciones para prevenir las ampollas en los pies

A veces, no es posible evitar las ampollas en los pies. Sin embargo, hay muchas medidas para minimizar las probabilidades de que aparezcan.

  • Zapatos cómodos. El calzado debe adaptarse al pie y no al contrario.

Este debe ser amplio y flexible, sin costuras en zonas prominentes del pie ni punteras estrechas.

Hay que optar por materiales nobles y naturales, y evitar las suelas de zapato demasiado delgadas.

Otra recomendación es ir alternado diferentes tipos de calzado.

Para evitar las ampollas en los pies por zapatos nuevos, es preferible comprarlos al final de la tarde, ya que es cuando el pie suele estar más hinchado. También hay que probarlos en ambos pies, porque es normal que uno sea más largo y/o ancho que el otro.

En verano es preferible utilizar sandalias o calzado abierto, pero siempre que tengan un buen sistema de sujeción al pie y que sean de un material que no provoque demasiada fricción contra la piel. 

  • Calcetines de fibras naturales. Los calcetines deben ser de materiales que favorezcan la transpiración natural del pie y eviten la humedad y la sudoración excesiva. También deben ser finos y de la talla adecuada para prevenir que se arruguen y molesten.

La elección de unos calcetines adecuados es sobre todo fundamental para evitar ampollas en los pies al caminar largas distancias o en la práctica deportiva.

En este caso, no se recomiendan los calcetines de algodón por la alta absorción del sudor que tienen y porque provocan una mayor fricción contra la pie.

Es preferible utilizar unos de lana en invierno o bien unos específicos para deporte hechos con una mezcla de lana, poliéster, nylon, spandex y/o teflón.

  • Crema hidratante para los pies. Mantener los pies hidratados con una crema específica favorecerá la barrera protectora natural de la piel y que esta esté más protegida frente a las agresiones externas como la fricción de los zapatos.
  • Crema anti-rozaduras. Para evitar ampollas en los pies al correr, caminar, jugar al fútbol o practicar cualquier otro deporte, es conveniente utilizar una crema anti-rozaduras específica para esta parte del cuerpo.

Este tipo de productos forman una película sobre la piel que la protege de la fricción.  

Es conveniente que las cremas anti-rozaduras sean resistentes al agua, la humedad y el sudor.

Si ya se han tenido ampollas en los pies con anterioridad, también se pueden proteger las zonas más vulnerables cubriéndolas con un apósito o esparadrapo.  

  • Visitas al podólogo. Es importante ser proactivo y actuar ante la mínima molestia. Es decir, cambiar de zapatos si se nota el mínimo roce o parar de correr o practicar deporte si se siente una zona con especial fricción.

También hay que acudir al podólogo ante cualquier molestia o pequeña lesión para poder determinar la causa y prevenir la aparición de ampollas u otras lesiones.

Cómo curar las ampollas en los pies

Una vez aparecen las ampollas, es habitual tener la duda sobre cómo deben curarse.

Lo cierto es que el tratamiento para las ampollas en los pies puede variar.

Por lo general, se recomienda no reventar la vesícula, sino dejarla al aire libre siempre que sea posible, cubrirla con un apósito o gasa para evitar la fricción cuando se utilizan zapatos y esperar a que se resuelva por si misma.

En otras ocasiones, en cambio, puede ser conveniente drenarla. De ser así, hay que lavar bien las manos con agua y jabón, así como desinfectar la ampolla con yodo.

A continuación, se perfora la vesícula con una aguja estéril o un pequeño bisturí y se drena el líquido contenido sin recortar la piel.

Una vez drenada la ampolla, se vuelve a desinfectar la piel y se aplica una crema antibiótica en caso de que sea necesario.

Respecto a cuánto duran las ampollas en los pies, dependerá de su tamaño. Las flictenas pequeñas suelen drenarse espontáneamente y curarse por sí solas al cabo de pocos días. Por el contrario, las ampollas pueden necesitar mucho más tiempo, sobre todo si se ulceran o infectan. 

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía

Baños, M.A. Ampollas: causas, clínica y tratamiento [en línea]. Institut Català del Peu, 2017. <https://www.institutcataladelpeu.com/ampollas-causas-clinica-tratamiento/>.

Tura, M. et Pérez, M. Consells per millorar la salut dels nostres peus [en línea]. Consells Podológics. Col·legi de Podòlegs de Catalunya. <https://www.podocat.com/Portals/0/PDF/Consells%20per%20millorar%20la%20salut%20dels%20nostres%20peus%20colegi.pdf> 

Bonet, R. et Garrote, A. Cuidado de los pies [en línea]. Farmacia Profesional, 2017. <https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-cuidado-pies-X0213932417614178>

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

5 consejos para calmar el dolor de agujetas
Salud deportiva
5 consejos para calmar el dolor de agujetas

La mayoría de personas ha experimentado agujetas en algún momento de su vida. Existen diferentes medidas para tratar de prevenir que aparezcan. Pero si aun así lo hacen, hay estrategias que ayudan a calmar el dolor de agujetas y acelerar su desaparición.

LEER MÁS
5 consejos para aliviar el dolor de las contracturas musculares
Salud deportiva
5 consejos para aliviar el dolor de las contracturas musculares

Las contracturas musculares causan dolor y pueden llegar a ser muy invalidantes. Son una dolencia frecuente, por lo que es importante saber cómo aliviar el malestar. También se deberían adoptar medidas en el día a día para intentar prevenirlas.

LEER MÁS
La aplicación de frío y calor como tratamiento del dolor
Salud deportiva
La aplicación de frío y calor como tratamiento del dolor

La aplicación de frío y calor es una terapia eficaz en el tratamiento del dolor. El problema es que muchas veces se desconoce en qué casos es mejor aplicar uno u otro. Esto dependerá sobre todo del tipo de lesión y la fase en qué se encuentre.

LEER MÁS
Descubre diez falsos mitos sobre el deporte
Salud deportiva
Descubre diez falsos mitos sobre el deporte

Abdominales para disminuir cintura, plátanos para evitar calambres o entrenamiento en ayunas para perder más grasa. Son muchos los falsos mitos que existen sobre la práctica deportiva. Algunos de ellos, además, pueden tener consecuencias negativas en la salud

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis