Mascarilla y gel hidroalcohólico: ¿cómo afectan a la piel?

11 enero 2021 | Cuidado de la piel

Mascarilla y gel hidroalcohólico: ¿cómo afectan a la piel?

El uso de la mascarilla y el gel hidroalcóholico, así como el lavado de manos frecuente son medidas esenciales en la lucha contra la pandemia del coronavirus

No obstante, es cierto que están provocando un incremento en la aparición de diferentes afecciones cutáneas y un empeoramiento de los síntomas en aquellas personas con condiciones pre-existentes.

Aunque estos efectos colaterales de la covid-19 en la piel sean un mal menor, pueden causar alteraciones importantes, por lo que deben abordarse.

Los más afectados por el uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos son el personal sanitario y los profesionales esenciales o que están de cara al público. Esto se debe a que tienen que utilizar la mascarilla durante muchas horas e incrementar la higiene de manos.

En el caso del personal sanitario, hay que sumarle el uso de gafas y demás material de protección a lo largo de su jornada laboral.  

Los principales factores desencadenantes de estas afecciones cutáneas son sobre todo la oclusión, la sequedad y el roce que provocan dichas medidas de prevención en la piel. 

Cómo afectan las medidas de prevención de la COVID-19 en la piel 

Las principales afecciones cutáneas que están aumentando o agravándose debido a las mascarillas, el gel hidroalcohólico y el lavado de manos frecuentes son el acné, la rosácea, la sequedad cutánea y las dermatitis.

Acné. El acné fue una de las primeras patologías cutáneas cuya incidencia se vio rápidamente aumentada por el uso diario de la mascarilla. De hecho, se ha acuñado el término ‘maskné’ para referirse específicamente a los brotes de acné provocados por esta protección facial.

El maskné puede manifestarse como un empeoramiento de la sintomatología en las pieles grasas y acneicas, o bien con la aparición de granos y/o espinillas en personas que no sufren acné.

Las lesiones aparecen en la zona cubierta por la mascarilla y se deben a una suma de factores. Principalmente, la oclusión que provoca el tejido o material protector, la humedad que produce la respiración, el aumento de la sudoración al incrementar la temperatura de la zona, la acumulación de sebo y el incremento de microorganismos por la saliva.

Aunque los brotes de maskné se están viendo en personas de diferentes edades, afectan sobre todo a mujeres jóvenes y adolescentes con acné juvenil

Las principales medidas para prevenir el maskné se centran en seguir unos cuidados cosméticos que impliquen una limpieza profunda, pero suave, de la piel, así como el uso de cremas o lociones de acción seborreguladora, antimicrobiana, antiinflamatoria y queratolítica.

También es recomendable prescindir del maquillaje, ya que incrementa el efecto oclusivo y la suciedad en los poros.

En cuanto a la mascarilla, es recomendable colocarla con la cara recién lavada y utilizar una nueva con frecuencia.

El acné, la rosácea, la sequedad cutánea y las dermatitis son las principales afecciones cutáneas derivadas del uso de la mascarilla y el gel hidroalcohólico.

 - Rosácea. El uso de la mascarilla en las personas con rosácea también está provocando un aumento de los brotes.

En este caso, los factores desencadenantes son los mismos que en el acné junto al incremento de la vasodilatación que pueden provocar las medidas de protección faciales.

Cabe recordar que la rosácea se origina principalmente por una alteración en la dilatación de los capilares de la piel, por lo que las mascarillas pueden agravar este hecho.

Para prevenir la aparición de brotes, es fundamental seguir unas pautas de cuidados cosméticos específicos y de tratamientos para la rosácea

 - Dermatitis perioral. Esta dermatitis se caracteriza por un enrojecimiento muy intenso en la piel de alrededor de la boca y los surcos nasales, acompañado de protuberancias rojas que pueden contener pus.

La prevención y el tratamiento de la dermatitis perioral se basan en el uso de cremas hidratantes específicas para pieles sensibles, intolerantes y con tendencia a la irritación.

Hay que evitar el uso de corticoesteroides tópicos en la zona, así como los cosméticos oleosos.

En ciertos casos puede ser necesario el uso de geles o cremas antibióticas.

 - Sequedad cutánea. El uso de la mascarilla y demás protectores faciales provoca una escasa ventilación de la piel y una mayor retención de la humedad. Esto hace que el poro se dilate y se incremente la pérdida transepidérmica de agua.

Como consecuencia, puede aparecer xerosis o sequedad cutánea y una sensación de picor, escozor y malestar en el rostro. 

Estos síntomas, además, pueden verse agravados durante los meses de invierno por el efecto del frío en la piel

Para prevenir la sequedad cutánea, es importante usar productos limpiadores suaves y cremas hidratantes específicas para cada tipo de cutis.

Para prevenir la sequedad cutánea, es importante usar productos limpiadores suaves y cremas hidratantes específicas para cada tipo de cutis.

Irritación de la piel. El roce de la mascarilla puede irritar la piel y provocar lesiones por presión.

Estas pueden aparecer en la parte inferior del rostro, pero también detrás de las orejas, debido al contacto de las gomas o cintas que sujetan las mascarillas.

Para prevenir la irritación, el enrojecimiento y las marcas en la piel, se recomienda aplicar previamente una crema hidratante en el rostro y un protector cutáneo (por ejemplo, una pasta al agua a base de óxido de zinc como los que se emplean en la dermatitis del pañal) en las zonas de mayor contacto. Sobre todo, en el tabique nasal, los pómulos, la barbilla y las orejas.

De este modo, se disminuye la fricción entre la piel y la mascarilla y se previene la irritación cutánea.

Estas lesiones por presión, marcas o heridas se producen sobre todo con las mascarillas más rígidas, como las FFP-2.

-  Dermatitis seborreica. Este tipo de dermatitis provoca la aparición de manchas de piel grasosa o cubiertas con escamas blancas o amarillas, así como costras en las zonas más ocluidas.

Es por esto que las personas con dermatitis seborreica pueden ver agravados sus síntomas por el uso de las mascarillas u otros sistemas de protección faciales.

De ser así, hay que seguir con los cuidados específicos para este tipo de piel, que suelen incluir limpiadores antifúngicos (cabe recordar que esta afección se relaciona con la presencia de una levadura llamada malassezia), geles seborreguladores y cremas hidratantes de acción calmante.

Si hay inflamación, se debe recurrir a antiinflamatorios tópicos.

 - Dermatitis de contacto. El lavado de manos frecuente, el uso de jabones demasiado agresivos y la aplicación continuada de gel hidroalcohólico pueden provocar una dermatitis irritativa en las manos.

Los síntomas pueden incluir sequedad cutánea, enrojecimiento de la piel, picor, hinchazón, sensación de ardor, sarpullido e incluso pequeñas fisuras.

Para evitar las dermatitis irritativas es importante utilizar jabones suaves, preferiblemente de tipo syndet, ya que desnaturalizan el virus sin dañar la piel. 

Asimismo, se debe emplear agua templada, secar mediante suaves toques con papel, hidratar las manos después de cada lavado y siempre que se necesite con una crema hipoalergénica, y limitar el uso del gel hidroalcohólico en aquellas ocasiones en las que el lavado de manos no es posible. 

También es recomendable aprovechar el descanso nocturno para hidratar las manos en profundidad con una crema emoliente.

Cabe recordar que el gel hidroalcohólico está compuesto principalmente por alcohol, una sustancia irritante y que favorece la sequedad cutánea.

Paralelamente, se han descrito dermatitis alérgicas de contacto debido al material de la mascarilla. Sobre todo, en el caso de que estén fabricadas con tejidos sintéticos, como por ejemplo las mascarillas hechas con poliéster.

En estos casos, es importante intentar evitar el tipo de sustancia o material que está provocando la reacción alérgica.

Dermatitis atópica. La intensificación de las medidas de higiene y el estrés derivado de la pandemia del coronavirus parecen estar detrás del aumento y el empeoramiento de los casos de dermatitis atópica.

Esta afección cutánea se caracteriza sobre todo por la aparición de eccemas que causan un picor intenso y que suelen ir acompañados de heridas y costras debidas al rascado, descamación y engrosamiento de la piel.

Es importante seguir los cuidados de prevención habituales para la dermatitis atópica, sobre todo en el caso de los niños, ya que son los más afectados por esta afección.

 - Quemadura solar. El uso de gel hidroalcohólico en partes del cuerpo fotoexpuestas, como son las manos, puede originar quemaduras en la piel. El riesgo incrementa en las personas de piel clara o sensible, como son los niños.

La rápida absorción de los geles hidroalcohólicos crea una sensación de evaporación de la piel. Pero su componentes se mantienen en la epidermis por un tiempo prolongado, por lo que los rayos del sol pueden interactuar con ellos y provocar un daño cutáneo.

Este suele traducirse en una fotodermatosis, la aparición de manchas oscuras en la piel o bien quemaduras solares.

Por todo ello, conviene evitar el uso de los geles hidroalcohólicos en las manos cuando se va a producir una exposición solar directa.  

Todos estos efectos colaterales de la covid-19 en la piel no deben menospreciarse, porque pueden ocasionar un daño y un malestar significativos.

Por ello, es importante tratar de prevenir la aparición de las mencionadas afecciones cutáneas, sobre todo en el caso de las personas más susceptibles o con tendencia a experimentar brotes. 

En caso de sufrir algún episodio, es fundamental iniciar rápidamente un tratamiento para mitigar los síntomas y evitar su empeoramiento. 

Bibliografía

Redacción. Consejos para el cuidado de la piel durante la pandemia de COVID-19 (coronavirus) [en línea]. Mayo Clinic, 2020. <https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/coronavirus/in-depth/coronavirus-skin-care/art-20487664>.

De Andrés, M. Seis patologías de la piel relacionadas con el uso de mascarillas y cómo evitarlas [en línea]. La Razón, 2020. <https://www.larazon.es/salud/20200603/v3c7uanrgfak7k3zrj5hhurdty.html>

Redacción. Los dermatólogos aconsejan cómo evitar daños en la piel por el mal uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos [en línea]. QuironSalud, 2020. <https://www.quironsalud.es/es/comunicacion/notas-prensa/dermatologos-aconsejan-evitar-danos-piel-mal-uso-mascarilla>

ENTRADAS MÁS VISTAS

Cómo cuidar la piel con queratosis pilaris
Cuidado de la piel
Cómo cuidar la piel con queratosis pilaris

La queratosis pilar se caracteriza por la presencia de pequeños bultos en la piel que no acostumbran a causar grandes molestias, pero sí una incomodidad estética. Por este motivo, conviene cuidar este tipo de piel con tratamientos específicos que mejoren su aspecto.

LEER MÁS
Sudoración excesiva: síntomas, causas y tratamientos
Cuidado de la piel
Sudoración excesiva: síntomas, causas y tratamientos

La hiperhidrosis es una condición en la que se suda demasiado y de manera impredecible. Es por ello que interfiere de forma muy significativa en la vida de quienes la sufren. No obstante, un adecuado tratamiento para la hiperhidrosis evitará el sudor en exceso.

LEER MÁS
Rosácea: causas, síntomas y tratamiento
Cuidado de la piel
Rosácea: causas, síntomas y tratamiento

La rosácea es una enfermedad de la piel que afecta sobre todo a las mujeres y que se caracteriza por el enrojecimiento del rostro. A pesar de tratarse de una patología crónica, el tratamiento de la rosácea permite controlar sus síntomas y la aparición de brotes.

LEER MÁS
¿Por qué la piel se seca con el frío?
Cuidado de la piel
¿Por qué la piel se seca con el frío?

El frío puede provocar sequedad cutánea en la piel sana, así como agravar las molestias de quienes ya sufren de piel seca. Por este motivo, cuando las temperaturas y la humedad bajan, es fundamental insistir en el cuidado y la hidratación de rostro y cuerpo.

LEER MÁS