5 consejos para tratar la aparición del molusco contagioso en pieles infantiles

27 abril 2018 | Salud infantil

5 consejos para tratar la aparición del molusco contagioso en pieles infantiles

El molusco contagioso (o molluscum contagiosum) es una infección vírica muy común en los niños, sobre todo entre los menores de cinco años.

Se caracteriza por la aparición de unos bultos pequeños en la piel, parecidos a las verrugas, que tienen un color blanquecino o nacarado.

Por lo general, no causan dolor, pero pueden producir picor u otras molestias. De ahí que, al afectar principalmente a los más pequeños, sea necesario actuar adecuadamente para evitar un empeoramiento de la infección.

En el abordaje del molusco contagioso es necesario actuar adecuadamente para evitar un empeoramiento de la infección.

No obstante, tan solo siguiendo estos cinco consejos, se podría reducir el número de casos de moluscos en los niños:

  1. Evitar el rascado. Tal y como indica su nombre, se trata de una infección cutánea muy contagiosa y fácilmente transmisible por el contacto de piel con piel. Por eso, hay que evitar que los pequeños toquen, rasquen o froten las lesiones. De hacerlo, pueden aparecer nuevas erupciones o propagar el virus a otras partes del cuerpo.
  2. Tener cuidado con los objetos infectados. El molusco contagioso también se puede contagiar a través de toallas, ropa u objetos contaminados. El uso de flotadores u otros juguetes infectados en piscinas son el motivo de contagio, y no el contacto con el agua como se tiende a creer. Por esta razón, es preferible que cada pequeño pueda tener sus propios accesorios acuáticos y que no los comparta.
  3. No tocar los bultos. Evitar reventar o eliminar las lesiones con las manos u otros objetos, ya que esto podría diseminar la infección.
  4. Acudir al especialista. En la mayoría de los casos, los moluscos contagiosos son una infección leve que no entraña ningún riesgo para la salud y que desaparece por sí sola al cabo de unos meses. No obstante, es necesario acudir al dermatólogo o al pediatra para que nos indique el tratamiento más adecuado en cada caso.
  5. Seguir el tratamiento, paso a paso. Si existen muchas lesiones, no es necesario eliminarlas todas a la vez. El tratamiento para los moluscos contagiosos puede espaciarse en el tiempo, adaptándose a las necesidades del niño y la familia.

 

 Visual descargable al final del artículo.

 

 

Documentación para descargar
Bibliografía
  • Redacción. Molusco Contagioso [en línea]. Parc de Salut Mar de Barcelona. <http://www.parcdesalutmar.cat/dermatologia/informacio-malalties/es_molusc_contagios.html>
  • Pimentel, C., Peramiquel, L. & Puig, Ll. Molusco contagioso [en línea]. El Servier, 2004. <http://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-molusco-contagioso-13059599>
  • Redacción. Molusco contagioso [en línea]. MedlinePlus, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, 2017. <https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000826.htm>