5 consejos para aliviar la tos nocturna en niños

13 febrero 2023 | Salud infantil

5 consejos para aliviar la tos nocturna en niños

La tos nocturna en niños suele ser bastante molesta. Sobre todo, porque interrumpe el descanso de los más pequeños, pero también de sus cuidadores.

En épocas del año donde las infecciones recurrentes son frecuentes, como es el periodo invernal, la falta de sueño continuada puede tener un impacto en el rendimiento y estado de ánimo tanto de los hijos como de los padres. De ahí, la preocupación por aliviar la tos nocturna en niños.

Aún así, cabe señalar que la tos es, por lo general, un mecanismo protector. Suele estar provocada por infecciones respiratorias, normalmente por un catarro vírico, y es la manera que tiene el organismo para ayudar a mover el moco que se produce en las vías respiratorias.

Al movilizar el moco, la tos contribuye a eliminar el virus y los desechos de las células de la mucosa y, como consecuencia, promueve la curación.

Este síntoma suele estar presente las 24 horas del día. Sin embargo, es especialmente persistente durante el descanso, dando lugar a episodios de ataques de tos nocturnos en los niños.

La explicación está en que, durante el día, los niños están más activos, pasan más tiempo en posición vertical y beben líquido más a menudo. Todo ello ayuda a movilizar el moco sin tener que toser tanto.

Mientras duermen, pasa todo lo contrario. Los niños están más quietos, permanecen en posición horizontal y beben menos. Como consecuencia, la garganta y la nariz se congestionan, el moco se acumula en la faringe y se respira por la boca.

Todo ello hace que la tos nocturna en niños sea más persistente que durante el día.

Lo habitual es que los pequeños se despierten y tosan hasta que consiguen liberar el paso de aire. A veces, incluso la tos puede acabar en un vómito de moco espeso.

Aunque forme parte del proceso normal de recuperación, hay medidas para mitigar este síntoma y favorecer un mejor descanso para toda la familia.

Cómo calmar la tos por la noche en niños

Antes que nada, hay que señalar que eliminar completamente la tos nocturna en niños no será posible. Lo que sí se puede hacer es actuar ante esos factores que favorecen la acumulación del moco, la sequedad en la garganta y la dificultad para respirar.

  1. Realizar lavados nasales antes de dormir. Una de las principales medidas para prevenir los ataques de tos por la noche en niños es eliminar el exceso de moco del bebé o el niño y que la nariz y la garganta estén lo más limpias posibles.

    Para ello, se recomienda hacer lavados nasales con suero fisiológico o solución salina antes de ir a dormir.

    También se puede realizar una aspiración suave, pero tan solo cuando el exceso de moco sea muy notable, el niño esté incómodo y se respire con dificultad.
  1. Dormir en posición incorporada. Cuando el niño tiene mucha tos y no puede dormir, le ayudará intentar descansar en una posición erguida o semierguida.

    Esto puede traducirse en dormir en una sillita de paseo de unos 45º de inclinación o en el regazo de los padres. En estos casos, sin embargo, los progenitores deberán permanecer despiertos para prevenir accidentes.

    Una vez en la cama, se pueden utilizar cojines para conseguir una posición entre recostada y sentada.

    En el caso de tos nocturna en bebés, sin embargo, no se deben utilizar cojines, ya que son un factor de riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. Algunas cunas o somieres permiten un cierto grado de inclinación, lo que puede ser útil en estos casos. 
  1. Beber mucho líquido. Tomar suficiente agua y mantenerse hidratado durante el día y, en especial, las horas previas a ir a la cama puede ayudar a aliviar la tos nocturna en niños.

    El agua ayuda a fluidificar el moco y a ‘limpiar’ la garganta.
  1. Preparar la habitación para el descanso. Es fundamental que la calefacción (o el aire acondicionado, si se trata del verano) no esté demasiado fuerte.

    De lo contrario, el ambiente será demasiado seco y favorecerá los ataques de tos por la noche en los niños.

    El uso de humidificadores y vaporizadores resulta controvertido como tratamiento, porque en unos casos beneficia y en otros puede perjudicar.

    Por lo general, se pueden utilizar 10 o 20 minutos antes de ir a dormir y, si se desea, añadir unas gotas de aceites esenciales con propiedades balsámicas.

    No se debe dejar nunca durante toda la noche, ya que un exceso de humedad también genera moco y favorece la proliferación de hongos, ácaros y otros aeroalérgenos.

    Paralelamente, hay que mantener la habitación y la casa libre de humo de tabaco.
  1. Utilizar miel y otros remedios para la tos nocturna en niños. La miel es un remedio natural que ha demostrado tener un efecto beneficioso y puede ayudar a calmar la tos en niños por la noche. Concretamente, alivia la garganta gracias a su efecto suavizante.

    De ahí que se recomiende consumir miel diluida en agua tibia antes de ir a dormir.

    Sin embargo, no debe darse nunca en bebés menores de un año por el riesgo de botulismo. Tampoco debe mojarse el chupete en miel ni ponerla en el biberón porque favorecería la aparición de caries. 

    Este alimento también se puede encontrar en productos para la tos para niños, como son las piruletas para chupar.

    En este caso, suelen ir acompañados de plantas medicinales con efecto antitusivo como, por ejemplo, la altea y la hedera hélix.

    La altea se utiliza en caso de irritación oral o faríngea asociada a tos seca, porque favorece la rehidratación de las mucosas.

    La hedera hélix, por su parte, se emplea para tratar afecciones respiratorias al favorecer la dilatación de los bronquios y estimular la secreción de flemas.

    Otro principio activo interesante es el ácido hialurónico por su gran capacidad para retener agua, lo que aporta hidratación a la mucosa oral y forma una película protectora, regeneradora y calmante.

    Respecto a otros remedios naturales para aliviar la tos nocturna en niños, uno de los más populares es colocar una cebolla cortada cerca de la cabecera de la cama del niño.

    Aunque no hay pruebas científicas para recomendarla, podría inducir a la secreción de moco fluido y humedecería la superficie de la mucosa. En consecuencia, podría calmar la tos en niños por la noche y, en cualquier caso, no tiene efectos adversos.

    En cuanto a los ungüentos y las pomadas para la tos, pueden irritar la piel y podrían producir aún más moco en los niños pequeños.

Más allá de estos consejos para aliviar la tos nocturna en niños, es igualmente importante recordar qué no se debería hacer para tratarla.

Los medicamentos para la tos y los anticatarrales en general no se recomiendan en menores de dos años. Una vez superada esta edad, se debe valorar si realmente son necesarios y aportarían un beneficio que justifique los posibles efectos secundarios.

Así pues, en caso de que sea conveniente iniciar algún tratamiento para la tos, será el pediatra el que determine cuál es el más indicado y siempre se deberá administrar bajo prescripción médica.

Paralelamente, hay que tener en cuenta que la tos nocturna en niños puede ser más frecuente en procesos como el asma, la hiperreactividad bronquial, la hipertrofia de adenoides o la laringitis.

Aún así, siempre hay que consultar con el pediatra si la tos por la noche es muy ronca y/o va acompañada de estridor (ruido al tomar aire entre los accesos de tos), dificultad para respirar, pitos o sibilancias, fiebre de más de dos días de evolución, dolor y/o supuración del oído.

También si la tos nocturna en el niño persiste más de 8-10 días o aparece con frecuencia. Esto puede ser normal en pequeños que acuden a la escuela infantil, pero debe ser valorada por el médico.

Otra razón para acudir al pediatra es cuando hay una dificultad para respirar por la nariz, sin estar resfriado, de forma persistente.

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía
  1. Ruiz, G. Tos nocturna, cómo aliviarla [en línea]. El Blog del Pediatra, 2018. <https://pediatragabiruiz.com/tos-noche-como-aliviar/>
  2. Redacción. Tos en niños [en línea]. EnFamilia. Asociación Española de Pediatría, 2012. <https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/tos>
  3. Del Arco, J. Tos: recomendaciones desde la oficina de farmacia [en línea]. El Farmacéutico, 2018. <https://www.elfarmaceutico.es/tendencias/te-interesa/tos-recomendaciones-desde-la-oficina-de-farmacia_109677_102.html>

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

5 consejos prácticos a seguir después de un golpe en la cabeza en niños
Salud infantil
5 consejos prácticos a seguir después de un golpe en la cabeza en niños

Los traumatismos craneoencefálicos son muy habituales en la infancia. Aunque suelen ser leves y no provocar daños importantes, acostumbran a causar mucha intranquilidad entre los padres y cuidadores. Por ello es fundamental saber cómo actuar ante cualquier golpe en la cabeza.

LEER MÁS
La falta de apetito en los niños
Salud infantil
La falta de apetito en los niños

La inapetencia en la infancia causa mucha preocupación entre los padres. Sin embargo, muchas veces es justamente su actitud ante la comida la que provoca esta falta de apetito en los niños. Identificar la causa y modificar ciertos hábitos es fundamental para corregir el problema.

LEER MÁS
La importancia del hierro en el sistema inmunológico
Salud infantil
La importancia del hierro en el sistema inmunológico

Los niveles de hierro en sangre juegan un papel clave en el sistema inmunitario. Su deficiencia favorece las infecciones y ciertas enfermedades, mientras que su exceso también es perjudicial. Además, es fundamental prevenir el déficit de hierro en ciertas etapas de la vida.

LEER MÁS
5 consejos para tratar la aparición del molusco contagioso en pieles infantiles
Salud infantil
5 consejos para tratar la aparición del molusco contagioso en pieles infantiles

El molusco contagioso es una infección común, provocada por un virus, que causa la aparición de pequeños bultos en la piel, parecidos a las verrugas. Con las medidas de prevención adecuadas, se podría reducir el número de casos de moluscos en los niños.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis