Cómo prevenir el dolor de cabeza por cervicales

3 noviembre 2022 | Tratamiento del dolor

Cómo prevenir el dolor de cabeza por cervicales

La gran mayoría de las personas ha sufrido algún episodio de dolor de cabeza por cervicales a lo largo de su vida.

La causa más común es lo que se conoce como cefalea tensional y, en este caso, está provocada por la tensión muscular en los hombros y el cuello.

Respecto a cómo es el dolor de cabeza por cervicales, suele tratarse de un dolor sordo u opresivo en ambos lados de la frente, como si hubiera una banda apretada. No obstante, también puede manifestarse en toda la zona del cuero cabelludo y el cuello.

Suele empezar por la parte posterior de la cabeza y propagarse hacia delante, y el dolor es generalizado (no afecta a un área en concreto). Generalmente no provoca mareos, náuseas ni vómitos, pero sí puede causar problemas para dormir.

El estrés, la depresión y la ansiedad suelen estar detrás del dolor de cabeza por contracturas cervicales. 

Las contracciones musculares que originan el dolor de cabeza por cervicales suelen ser una respuesta al estrés físico o emocional, la depresión o la ansiedad.

Sin embargo, puede haber otros factores desencadenantes o agravantes. Entre ellos, los problemas dentales como el bruxismo o permanecer mucho tiempo en una misma posición.

Aunque los dolores de cabeza por cervicales pueden aparecer a cualquier edad, son más comunes en los adultos y los adolescentes mayores. Es también ligeramente más habitual en mujeres.

Estas cefaleas tensionales pueden ocurrir como un episodio aislado, de forma constante o diaria, y pueden durar desde 30 minutos hasta unos 7 días aproximadamente.

Por ser tan frecuente, este tipo de dolor de cabeza por contracturas cervicales implica muchas veces un importante deterioro en la calidad de vida, un impacto en gastos médicos, y la pérdida de horas laborales o escolares, así como de compromisos familiares y sociales.

La buena noticia es que, con cambios en el estilo de vida, muchos de los factores desencadenantes de este tipo de cefalea se pueden prevenir.

Dolor de cabeza por cervicales: ¿qué hacer para prevenirlo?

El tratamiento del dolor de cabeza causado por las cervicales consiste en aliviar los síntomas de forma inmediata, generalmente con analgésicos convencionales.

Sin embargo, cuando se trata de cefaleas frecuentes (entre 1 a 14 episodios al mes) o crónicas (15 o más días de dolor al mes), es fundamental hacer cambios en el estilo de vida y evitar las posibles causas.    

  • Identificar las causas del dolor de cabeza. Llevar un registro de los episodios de cefaleas tensionales puede ayudar a identificar mejor los factores desencadenantes.

    Esto resulta de gran utilidad tanto para quienes los sufren, como para los proveedores de atención médica.

    Con los datos recogidos, se podrán identificar mejor las posibles causas, establecer una estrategia para tratar de evitarlas y saber cómo aliviar el dolor de cabeza por cervicales ante los primeros síntomas.
  • Acudir al fisioterapeuta. Cabe recordar que el dolor de cabeza por cervicales suele desencadenarse por un exceso de tensión en los músculos de los hombros y el cuello.

    Por ello, si se siente la zona tensionada, es importante acudir a un fisioterapeuta para que pueda relajar la musculatura y disolver las contracturas.
  • Gestionar el estrés. El estrés es una de las principales causas de este tipo de dolor de cabeza, ya que provoca un aumento involuntario y constante de la tensión de los músculos cervicales.

    Por este motivo, todos aquellos métodos que ayuden a optimizar su manejo actuarán como medida preventiva ante los dolores de cabeza por cervicales.

    Entre ellos, regular las alteraciones del sueño y mantener una actividad física regular.

    Paralelamente, las terapias cognitivo-conductuales cuentan con buena evidencia como técnica para reducir el estrés; mientras que la acupuntura también podría ser recomendable, aunque todavía falten más estudios para apoyar su uso.

    El bruxismo, el hábito de rechinar o apretar los dientes, es muy habitual en las personas con estrés y también contribuye a la aparición de cefaleas tensionales.

    Esto se debe a que los músculos que se utilizan para masticar están en la cara, la cabeza y el cuello, por lo que si se tensionan en exceso pueden causar dolores de cabeza por contracturas cervicales.

    En este caso, sería necesario tratar también está alteración.
  • Cuidar el descanso. Hay una relación directa entre insomnio y dolor de cabeza de tipo tensional, siendo esta muy frecuente en las personas con este tipo de trastorno del sueño.

    Por lo general, se trata de cefaleas matutinas, leves, bifrontales y opresivas que disminuyen a lo largo de la mañana.

    De este modo, saber cómo mejorar el descanso es otra medida preventiva para el dolor de cabeza.
  • Evitar el sedentarismo. La actividad física y las cefaleas también pueden estar relacionadas.

    Mantenerse mucho tiempo en la misma posición o adoptar posturas poco ergonómicas puede provocar dolores musculares (sobre todo, dolor de espalda) y, en consecuencia, de cabeza.

    De ahí que sea tan importante combatir el sedentarismo en el trabajo haciendo pausas para caminar, realizar estiramientos y desentumecerse.

    También para prevenir la fatiga ocular, que a su vez puede agravar las cefaleas.

    Por el contrario, el ejercicio físico es un método eficaz para reducir el estrés y, por tanto, prevenir el dolor de cabeza por cervicales.
  • Prestar atención a la salud mental. La ansiedad, la depresión y los eventos de vida estresantes no solo pueden provocar dolores de cabeza, sino que pueden hacer que estos se vuelvan crónicos.

    Por este motivo, cuando este tipo de cefaleas son recurrentes, hay que evaluar también la posibilidad de que exista un trastorno del estado de ánimo y tenerlo en cuenta en el enfoque terapéutico.
  • Masajear la zona contracturada. Realizar un automasaje en el cuello y los hombros con productos analgésicos, antiinflamatorios y/o rubefacientes (que producen una sensación transitoria de calor) puede ser de gran ayuda para reducir la tensión muscular en estas zonas y aliviar los síntomas del dolor de cabeza por cervicales.

    Estos medicamentos tópicos suelen incluir principios activos como el salicilato de dietilamina, el mentol, el alcanfor, el salicilato y el nicotinato de metilo.

    La digitopresión (utilizar los dedos o los nudillos en los puntos gatillo) también puede ayudar a calmar este tipo de dolor de cabeza.

    Otra estrategia es la aplicación de frío y calor. Esto puede hacerse mediante la aplicación de sprays de efecto hielo y parches térmicos.
  • Actuar ante la cefalea tensional crónica. En las personas con dolor de cabeza crónico, puede estar indicado el uso de antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina en dosis bajas o antidepresivos duales como la mirtazapina o la venlafaxina.

    Aunque la mayoría de los dolores de cabeza por cervicales suelen estar relacionados con el estilo de vida, cabe recordar que a veces la molestia tiene su origen en anomalías en alguna zona del cuello (por ejemplo, debido a lesiones óseas o musculares), traumatismos o el deterioro progresivo de las estructuras que lo conforman.

    En estos casos, el enfoque terapéutico variará en función de cuál sea la causa.

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía
  1. Redacción. Cefalea tensional [en línea]. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, 2021. <https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000797.htm>
  1. Loreto, J.M. Cefaleas, evaluación y manejo inicial [en línea]. Revista Médica Clínica Las Condes, 2014. <https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-cefaleas-evaluacion-manejo-inicial-S0716864014700860>
  1. Redacción. Cómo tratar el dolor de cabeza por cervicales [en línea]. Flor Trujillo. Clínica de Fisioterapia y Osteopatía. <https://www.flortrujillofisioterapia.com/blog-fisioterapia/como-tratar-el-dolor-de-cabeza-por-cervicales/>

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano
Tratamiento del dolor
Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano

La artrosis de las manos y los dedos es una afección frecuente que causa dolor, rigidez e incluso deformidad en las articulaciones. A pesar de que no puede curarse, los tratamientos para la artrosis permiten controlar los síntomas y la progresión de la enfermedad.

LEER MÁS
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular
Tratamiento del dolor
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular

Una musculatura fuerte es clave para prevenir y reducir el dolor muscular. Para ello, es imprescindible el ejercicio físico regular. Sobre todo, trabajar los músculos que constituyen lo que se conoce como ‘core’, así como los cuádriceps, los pectorales, los dorsales y la musculatura de los brazos.

LEER MÁS
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor
Tratamiento del dolor
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor

La neuropatía diabética es un daño en los nervios que aparece en la mayoría de personas con diabetes. Los síntomas pueden ser leves, pero también muy incapacitantes. Por ello, es fundamental encontrar un tratamiento efectivo que consiga aliviar el dolor y prevenir sus secuelas.

LEER MÁS
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento
Tratamiento del dolor
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento

El dolor neuropático merma enormemente la calidad de vida de quienes lo sufren, sobre todo cuando causa síntomas dolorosos a diario. Su correcto diagnóstico es fundamental, ya que se trata de una afección que no responde bien al uso de los analgésicos tradicionales.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis