Cómo aliviar la lumbalgia: 7 consejos prácticos

16 octubre 2023 | Tratamiento del dolor

Cómo aliviar la lumbalgia: 7 consejos prácticos

La lumbalgia o lumbago es una dolencia muy frecuente. Se estima que 8 de cada 10 personas sufrirán dolor lumbar al menos una vez en su vida y es el principal motivo de baja laboral en el mundo occidental.

Así pues, adoptar medidas preventivas y saber cómo aliviar la lumbalgia resulta fundamental. Sobre todo, porque en algunos casos puede limitar seriamente la vida cotidiana.

El lumbago es un tipo de dolor de espalda que está causado por alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral en la parte baja. Es decir, puede estar provocado por problemas en los ligamentos, los músculos, los discos intervertebrales y las vértebras de esa zona.

En ocasiones se trata de un dolor puntual (lumbalgia aguda) y puede durar entre unas horas y varios días. Si se extiende más allá de los tres meses, se considera lumbalgia crónica.

No siempre es posible encontrar la causa del lumbago y muchas veces tiene un origen multifactorial.

Por lo general, se atribuye a una mala forma física, el sedentarismo, trabajos o deportes en los que se sobrecarga la zona lumbar, periodos largos sentado o de pie, malas posturas y la tensión emocional.

Evitar o minimizar estos factores de riesgo es clave para prevenir y aliviar la lumbalgia una vez ha pasado el episodio agudo de dolor.

Sobre todo, resulta fundamental tener una musculatura fuerte e incluir siempre en la actividad física ejercicios que tonifiquen la musculatura profunda de la columna, la pelvis y las extremidades inferiores. Es lo que se conoce como trabajo de ‘core’ o centro.

En ese sentido, la práctica de pilates y yoga incluye algunos de los ejercicios para aliviar el lumbago más recomendados porque se centran precisamente en el fortalecimiento del ‘core’.

También la lumbalgia puede estar causada por una disfunción del nervio ciático (ciática), hernia discal, o una lesión o degeneración del cartílago de las articulaciones de las lumbares (artrosis lumbar).

Este tipo de lumbago es más frecuente a medida que se envejece, siendo una causa habitual de dolor crónico en las personas de la tercera edad.

Es por ello que identificar el origen de la dolencia, sobre todo cuando es crónica, debería ser el primer paso para poder aliviar la lumbalgia.

Sin embargo, hay diferentes medidas que se pueden adoptar en casa en el momento álgido de dolor para minimizar las molestias y favorecer una recuperación más rápida.

Cómo tratar el lumbago

Ante la aparición repentina de dolor en las lumbares – lo que se conoce popularmente como un ‘ataque de lumbago, hay medidas que se pueden tomar en casa para aliviar el malestar.

Las siguientes son pautas que es conveniente seguir en un primer momento, en la lumbalgia aguda, y que deberían ayudar a experimentar una mejoría rápida. 

  • Hacer reposo relativo. Puede ser necesario tomarse unos días de reposo por lumbalgia, especialmente cuando el dolor es moderado o severo.

Sin embargo, no debe ser un reposo absoluto. Por lo general, no se recomienda permanecer en cama más de 48 horas, aunque las molestias mejoren notablemente al estar tumbado.

Mantenerse activo acelera la recuperación, disminuye el dolor lumbar y sus secuelas y previene la pérdida de fuerza muscular.

La recomendación consiste en tratar de seguir con la rutina habitual en la medida de lo posible e ir incrementando la actividad hasta regresar a la normalidad.

  • Interrumpir el ejercicio físico. Si hay dolor, hay que descansar durante unos días e ir retomando la práctica deportiva paulatinamente.

Los estiramientos y ejercicios para el lumbago pueden comenzarse a los 12-14 días tras el cese de los síntomas. Realizarlos antes puede exacerbar el dolor.

  • Evitar los trabajos con sobrecarga lumbar. Para aliviar la lumbalgia, es necesario que las personas cuyos trabajos les exijan levantar pesos o hacer frecuentes rotaciones del tronco (por ejemplo, transportistas, reponedores, etc.) hagan reposo.

También concierne a quienes deben permanecer mucho tiempo de pie o sentados.

  • Aplicar calor para el lumbago. A menudo existe la duda de si, en caso de la lumbalgia, es mejor el frío o el calor.

A diferencia de otras lesiones (por ejemplo, tras un golpe), no es necesario recurrir al frío en la fase aguda de dolor.

Se debe aplicar calor para la lumbalgia desde el primer momento, porque ayuda a relajar las contracturas musculares y mejora la rigidez articular.

Así pues, sí que es bueno el calor para el lumbago y este puede aplicarse mediante una esterilla eléctrica, compresas o parches de calor. 

El reposo, el calor, las cremas antiinflamatorias y los analgésicos son medidas eficaces para aliviar la lumbalgia aguda.

  • Usar cremas para el lumbago. Otra medida efectiva para aliviar el dolor lumbar es utilizar fármacos tópicos.

Estas cremas antiinflamatorias para la lumbalgia tienen también una acción analgésica y rubefaciente (de efecto calor) y suelen incluir principios activos como el salicilato de metilo, el mentol, el ácido salicílico, el alcanfor y el nicotinato de metilo.

Otros antiinflamatorios tópicos que pueden indicarse para el dolor lumbar, sin efecto calor, son el piketoprofeno, el etofenamato, el diclofenaco y el ibuprofeno.

Estas cremas para el lumbago pueden presentarse también en formato gel o espray.

En caso de que se trate de un dolor neuropático, la capsaicina suele ser un fármaco tópico recomendable.   

  • Tomar analgésicos. Medicamentos en dosis bajas como el paracetamol o los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, dexketoprofeno, etc.) ayudan a aliviar la lumbalgia de forma rápida.

En caso de que estos fármacos resultaran insuficientes, el médico podría recetar otro tipo de analgésicos o asociarlos a corticoesteroideos (prednisona), relajantes musculares (diazepam) e incluso opioides (codeína).

  • Utilizar fajas para la lumbalgia. Utilizar fajas o corsés puede aliviar el dolor del lumbago porque estabilizan la columna vertebral, limitan en cierto grado el movimiento, disminuyen la presión sobre los discos intervertebrales y proporcionan calor y un efecto masaje.

En caso de utilizar fajas para el lumbago, hay que retirarlas unas horas al día para que la piel transpire, durante las digestiones y en el descanso.

Con estas medidas para aliviar la lumbalgia, el malestar debería mejorar y remitir en unos días. De no ser así, hay que acudir al médico.

También, siempre que los síntomas sean severos, aparezca fiebre, haya problemas para el control de la orina o las heces, o debilidad marcada en una pierna.

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía

Redacción. Lumbalgia [en línea]. Pacientes SEMERGEN, 2016.

<https://www.pacientessemergen.es/index.php?seccion=enfFrecuentes&subSeccion=detalle&id=61&idTipo=K_sbOaGCZp_VA614-Yy7ymOOoPuy_BH3g7dCaVk_2BE&enfermedad=Lumbalgia>

Redacción. Dolor lumbar crónico [en línea]. Clínica Universidad de Navarra. <https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/dolor-lumbar-cronico>

Redacción. Lumbalgia aguda [en línea]. Clínica Universidad de Navarra. <https://www.cun.es/dam/cun/archivos/pdf/publicaciones-cun/urgencias/guia-actuacion-lumbalgia-aguda>

Casals, J.L., Gasparyan, A. et alt. Dolor de Espalda [en línea]. SEMERGEN, 2016. <https://semergen.es/resources/files/documentosConsenso/documento-consenso-dolor-espalda.pdf>

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano
Tratamiento del dolor
Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano

La artrosis de las manos y los dedos es una afección frecuente que causa dolor, rigidez e incluso deformidad en las articulaciones. A pesar de que no puede curarse, los tratamientos para la artrosis permiten controlar los síntomas y la progresión de la enfermedad.

LEER MÁS
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular
Tratamiento del dolor
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular

Una musculatura fuerte es clave para prevenir y reducir el dolor muscular. Para ello, es imprescindible el ejercicio físico regular. Sobre todo, trabajar los músculos que constituyen lo que se conoce como ‘core’, así como los cuádriceps, los pectorales, los dorsales y la musculatura de los brazos.

LEER MÁS
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor
Tratamiento del dolor
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor

La neuropatía diabética es un daño en los nervios que aparece en la mayoría de personas con diabetes. Los síntomas pueden ser leves, pero también muy incapacitantes. Por ello, es fundamental encontrar un tratamiento efectivo que consiga aliviar el dolor y prevenir sus secuelas.

LEER MÁS
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento
Tratamiento del dolor
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento

El dolor neuropático merma enormemente la calidad de vida de quienes lo sufren, sobre todo cuando causa síntomas dolorosos a diario. Su correcto diagnóstico es fundamental, ya que se trata de una afección que no responde bien al uso de los analgésicos tradicionales.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis