Alopecia areata: causas y tratamiento

12 marzo 2023 | Cabello y uñas

Alopecia areata: causas y tratamiento

La alopecia areata es un enfermedad autoinmune que causa una pérdida de cabello repentina. 

Por lo general, se caracteriza por la aparición de zonas sin pelo en forma redonda u ovalada que pueden confluir entre ellas. Estas calvas suelen tener el tamaño de una moneda o incluso medir varios centímetros.

Este tipo de alopecia afecta aproximadamente al 2% de la población en algún momento de su vida y tiende a provocar una importante incomodidad estética. 

Aunque las calvas suelen aparecer en el cuero cabelludo, también puede haber alopecia en las cejas, las pestañas y el resto del cuerpo.

A veces se acompaña de uñas partidas y estriadas, así como de calvas en la barba (en el caso de la alopecia areata en hombres).

Esta caída del cabello se produce de forma impredecible. Sin embargo, la mayoría de los afectados experimentan el primer episodio cuando son niños o adolescentes. 

La incidencia de alopecia areata en mujeres y hombres es la misma y en adultos suele desarrollarse antes de los 40 años.

Lo más habitual es que se manifieste con la aparición de estos parches sin cabello o vello, en los que el pelo vuelve a crecer al cabo de unos meses.

Este puede ser blanco o gris al principio, pero suele recuperar su color natural con el tiempo.

Es común que, mientras se recupera el cabello en algunas zonas, aparezcan nuevas calvas.

Cuando esto ocurre, los parches sin pelo pueden unirse entre si formando otros más grandes.

Aunque es muy poco común, esta enfermedad del cuero cabelludo puede provocar una alopecia total (la pérdida de pelo en el cuero cabelludo es completa) o una alopecia universal (se produce una caída del pelo en todo el cuerpo).

Cabe recordar que la alopecia areata no tiene cura y las recidivas son frecuentes.

Además, las formas generalizadas tienen peor pronóstico: menos del 10% se recuperan espontáneamente.

A pesar de que existen diferentes tratamientos, a menudo son poco satisfactorios y hay que esperar a que se produzca la repoblación del pelo de forma natural.

Sin embargo, se sigue investigando para encontrar terapias más efectivas, sobre todo para aquellos casos en los que la pérdida del cabello es total o muy visible.

¿Alopecia areata por estrés? 

En la alopecia areata, las causas no están totalmente claras, pero se cree que hay una predisposición genética y que influyen los factores ambientales.

Lo que sí se sabe es que se trata de una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca por error a los folículos pilosos.

Muchas veces se asocia este tipo de alopecia con una caída del cabello por estrés.

Si bien se trata del principal factor que predispone a la enfermedad, el estrés por si solo no es una causa de alopecia areata.

Esta relación muchas veces se establece porque la pérdida del pelo ocurre después de circunstancias de estrés psicológico o físico importantes como una enfermedad, un embarazo o un evento personal traumático.

En otras ocasiones pueden haber trastornos asociados, como es el caso del hipotiroidismo.

Aunque la alopecia areata puede afectar a cualquier persona, quienes cuentan con antecedentes familiares tienen más posibilidad de desarrollar la enfermedad.

También quienes sufren de psoriasis o ciertas afecciones alérgicas como la rinitis alérgica (fiebre del heno).

El tratamiento para la alopecia areata

Curar la alopecia areata aún no es posible. Sin embargo, el tiempo de recuperación sin tratamiento suele tener lugar en pocos meses.

Además, hay diferentes terapias disponibles que ayudan a que el pelo vuelva a salir y que la enfermedad no ocasione un problema en el día a día de quienes la sufren. 

En ese sentido, los principales tratamientos para la alopecia areata son los siguientes:

  • Corticoides tópicos o intralesionales. Se trata de los medicamentos para la alopecia areata de primera elección.

El tratamiento con corticoides consiste en la aplicación de estos fármacos a través de pequeñas inyecciones en las zonas de pérdida de pelo.

El minoxidil para la alopecia areata suele presentarse en forma de solución cutánea y debe aplicarse a diario durante un periodo determinado.

Por lo general, se necesitan al menos dos meses para empezar a observar resultados. 

  • Sensibilizantes tópicos. Cuando la alopecia areata se presenta en formas más extensas, se puede recurrir a este tipo de fármacos. Entre ellos, el más utilizado es la difenciprona.

El objetivo de este tratamiento para la alopecia areata es provocar una dermatitis de contacto alérgica en el cuero cabelludo que module la inmunidad local para que vuelva a salir pelo.

Es un procedimiento incómodo por el picor en el cuero cabelludo que causa y el malestar derivado de la dermatitis del cuero cabelludo. 

Sin embargo, suele conseguir buenos resultados en un 30-50% de los pacientes.   

  • Corticoides orales e inmunosupresores. Estos medicamentos para la alopecia areata se reservan únicamente para casos en los que la enfermedad está muy extendida.

Entre los inmunosupresores para la alopecia areata, destacan la ciclosporina, el metotrexate y la azatioprina.

Estos fármacos pueden repoblar el cuero cabelludo, pero solo en un pequeño porcentaje evitan la progresión de la alopecia o la recidiva.

Además, cuando se suspende su uso, raramente el pelo se mantiene.

Otra desventaja es que estos medicamentos para la alopecia areata pueden ocasionar efectos adversos, por lo que no se suele recomendar su uso a largo plazo.

Dentro de este grupo, una de las pautas más efectivas y seguras es la administración de pulsos orales de dexametasona.   

  • Nuevos tratamientos. En la alopecia areata, los nuevos tratamientos se basan en el uso de fármacos inhibidores de JAK o fármacos anti-JAK. Entre ellos, el ruxolitinib, el tofacitinib y el baricitinib.

Este último ha sido aprobado recientemente por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la alopecia areata grave.

Estos fármacos consiguen inhibir las proteínas que transmiten las señales inflamatorias y, en consecuencia, provocan un daño en la raíz del cabello.

  • Prótesis capilares. La alopecia areata grave, sobre todo cuando afecta a grandes áreas del cuero cabelludo, suele provocar un importante impacto en la autoimagen y la autoestima de las personas.

Esto, a su vez, tiene unas consecuencias en su bienestar y calidad de vida y puede condicionar de forma significativa su ámbito personal, social y laboral.

Por este motivo, muchas veces pueden ser de ayuda las prótesis capilares.

No solo para los casos en los que la pérdida del cabello es permanente, sino también mientras se espera que los tratamientos para la alopecia areata cursen efecto.

Cuando la enfermedad causa un problema estético, el malestar emocional puede ser muy significativo e incluso convertirse en un factor predisponente. De ser así, se puede crear un círculo vicioso estrés-alopecia areata difícil de romper. 

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía

Vaño, S. Las cinco preguntas más frecuentes de los pacientes con alopecia areata [en línea]. Fundación de la Piel. Academia Española de Dermatología y Venereología, 2016. <https://aedv.fundacionpielsana.es/pelo/las-cinco-preguntas-mas-frecuentes-de-los-pacientes-con-alopecia-areata/

Redacción. Hair loss types: alopecia areata overview [en línea]. American Academy of Dermatology Association. <https://www.aad.org/public/diseases/hair-loss/types/alopecia>

Redacción. Alopecia areata [en línea]. Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, 2021. <https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-salud/alopecia-areata>

Redacción. Alopecia areata [en línea]. MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina, 2020. <https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001450.htm>

Redacción. La FDA aprueba el primer tratamiento sistémico para la alopecia areata [en línea]. FDA, 2022. <https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/la-fda-aprueba-el-primer-tratamiento-sistemico-para-la-alopecia-areata>

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

Caída del cabello por estrés: por qué sucede y cómo tratarla
Cabello y uñas
Caída del cabello por estrés: por qué sucede y cómo tratarla

El estrés puede provocar una pérdida exagerada y repentina de cabello. Esto suele causar mucha preocupación, a pesar de que no suele ser una alopecia muy evidente. Comprender por qué sucede es la mejor manera para tratar de evitarla.

LEER MÁS
Alopecia por falta de hierro: causas y tratamiento
Cabello y uñas
Alopecia por falta de hierro: causas y tratamiento

Unos bajos niveles de hierro pueden provocar la caída del cabello. Este tipo de alopecia es frecuente en las mujeres en etapa fértil y suele causar un importante malestar estético. Lo importante es que, al corregir la deficiencia de hierro, la pérdida de pelo se resuelve por sí misma.

LEER MÁS
Uñas partidas: causas y tratamiento
Cabello y uñas
Uñas partidas: causas y tratamiento

La fragilidad ungueal suele manifestarse con uñas partidas o abiertas en capas. Esta alteración provoca sobre todo una preocupación estética, pero es importante poder determinar por qué se rompen las uñas y actuar sobre las posibles causas.

LEER MÁS
5 consejos para aliviar el picor en el cuero cabelludo
Cabello y uñas
5 consejos para aliviar el picor en el cuero cabelludo

El picor en el cuero cabelludo puede deberse a diferentes causas, pero siempre provoca una incomodidad que debe tratarse. De lo contrario, tiende a empeorar, pudiendo afectar de forma muy significativa la calidad de vida de quienes lo sufren.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis