5 consejos para aliviar el picor en el cuero cabelludo

21 septiembre 2021 | Cabello y uñas

5 consejos para aliviar el picor en el cuero cabelludo

El picor en el cuero cabelludo es un motivo de consulta dermatológica frecuente. Concretamente, se estima que más del 44% de la población lo sufre. 

Este prurito aparece como consecuencia de una microinflamación en el cuero cabelludo y suele provocar una necesidad incontrolable de rascarse. El problema es que el rascado causa más inflamación e irritación y, por tanto, más picor. De este modo, se crea un círculo vicioso prurito-rascado difícil de romper.

El rascado, a su vez, puede hacer que aparezcan heridas, descamaciones e infecciones en esta zona, lo que agrava la condición.

El picor del cuero cabelludo suele ir asociado a patologías que pueden tener o no un origen dermatológico.

En el primer caso, es habitual que el prurito vaya acompañado de otros síntomas como caspa, descamación, piel seca, eccemas, enrojecimiento, cabello graso, pérdida de pelo u otras lesiones cutáneas en el cuero cabelludo, el rostro y/o el cuerpo. 

Por el contrario, puede no haber lesiones visibles en la piel cuando la causa es una enfermedad sistémica o bien el picor en el cuero cabelludo tiene un origen neuropático o de tipo psicológico.  

Es importante destacar que a veces resulta imposible encontrar la causa que lo provoca y entonces se clasifica como prurito de origen indeterminado.

Aunque este sea el caso, el picor debe tratarse siempre porque puede tener consecuencias importantes en el bienestar, la calidad de vida y la salud mental de las personas.

Para poder aliviar el picor en el cuero cabelludo, se deberían seguir los siguientes pasos.

1. Identificar la causa del picor en el cuero cabelludo. Las causas más frecuentes de este tipo de prurito son la dermatitis seborreica, la dermatitis de contacto, la psoriasis, el liquen plano, los piojos y la ansiedad.

Sin embargo, el origen del picor en el cuero cabelludo puede ser muy diverso. 

Otras enfermedades de la piel que pueden manifestarse con este síntoma son la dermatitis atópica, las infecciones por hongos, la alopecia cicatrical, la alopecia areata, la alopecia androgenética, el efluvio telogénico, la urticaria, las cicatrices queloides, las quemaduras, la queratosis seborreica e incluso las lesiones precancerosas (queratosis actínica) o el cáncer de piel. También el propio envejecimiento de la piel puede provocar este síntoma.

Por su parte, existen enfermedades sistémicas que pueden ir asociadas a picor en el cuero cabelludo. Entre ellas, la enfermedad renal crónica, la diabetes tipo 2, los problemas de tiroides y los trastornos del hígado y la vesícula biliar.

Este tipo de prurito también puede acompañar al dolor neuropático. Por ejemplo, en el caso del herpes zóster o la neuropatía diabética. 

Para poder aliviar el picor en el cabello será fundamental determinar la causa que lo provoca y poder tratarla. 

En ese sentido, la exploración física y la presencia de otros síntomas más allá del prurito serán claves a la hora de facilitar el diagnóstico. 

La dermatitis seborreica, la dermatitis de contacto, la psoriasis, el liquen plano, los piojos y la ansiedad son las principales causas de picor en el cuero cabelludo.

2. Tratar siempre el picor del cuero cabelludo. A veces no es posible encontrar una causa dermatológica, sistémica o neuropática que explique el prurito. De ser así, hay que valorar la posibilidad de que tenga un origen psicológico.

Cabe recordar que la ansiedad es una de las principales causas del picor en el cuero cabelludo. En estos casos, el prurito suele agravarse en los periodos de tensión y puede ir acompañado de otros síntomas, como por ejemplo la caída del cabello por estrés.

Más allá de la ansiedad, otros trastornos psicológicos que pueden provocar este síntoma son la depresión y el trastorno obsesivo compulsivo.

Aunque no se manifieste con lesiones dermatológicas primarias, el prurito debe tratarse siempre.

Se sabe que el picor crónico puede afectar enormemente la calidad de vida de las personas que lo sufren y causarles insomnio y depresión, lo que provoca más picor y crea un círculo vicioso difícil de romper.  

Este tipo de prurito de origen psicológico es más prevalente en las mujeres, especialmente entre aquellas de 35 y 45 años.

3. Usar productos respetuosos con el cuero cabelludo. Utilizar un champú demasiado abrasivo, lavarse el pelo con excesiva frecuencia, secarse el cabello a una temperatura demasiado alta o usar tintes muy agresivos puede irritar el cuero cabelludo y, en consecuencia, provocar picor.

Estos hábitos serán aún más perjudiciales si ya se cuenta con alguna condición dermatológica que haga que el cuero cabelludo sea especialmente sensible. Por ejemplo, en el caso de dermatitis seborreica, psoriasis o piel atópica.

Un estudio reciente determinó que los ingredientes con mayor riesgo de provocar una dermatitis de contacto en esta parte del cuerpo eran los presentes en los tintes capilares (De ahí que pueda ser habitual referir picor en el cuero cabelludo después del tinte.

Otros ingredientes implicados en la irritación y el picor del cuero cabelludo fueron las fragancias y los conservantes, los cuales son muy habituales en champús, acondicionadores y productos de peinado.

Para evitar alterar la función barrera de la piel del cuero cabelludo y prevenir la irritación y el picor, es fundamental utilizar productos de higiene y cuidado capilar que sean respetuosos con el pH de esta parte del cuerpo.

Si además se tiene la piel sensible o atópica o alguna afección dermatológica que afecte al cuero cabelludo, se deberán utilizar productos específicos para cada caso.

Otra posible causa de prurito en esta zona son las quemaduras solares. La exposición al sol sin medidas físicas puede provocar un eritema que cause picor en el cuero cabelludo en verano

Por eso hay que utilizar siempre sombreros o gorras si se va a permanecer mucho tiempo bajo el sol.  

4. Utilizar productos para aliviar el picor en el cuero cabelludo. Una vez aparece el prurito, existen productos diseñados para proporcionar un alivio rápido y prolongado de la sensación de picor y escozor en el cuero cabelludo.

Estos productos suelen actuar inhibiendo la liberación de la sustancia P (neuro-transmisor implicado en el aumento de la respuesta inflamatoria y la percepción de dolor) ante un irritante.

El resultado es una mejora notable de la intensidad del prurito y la necesidad de rascarse, por lo que ayudan a romper el ciclo vicioso picor-rascado.

Este tipo de productos para aliviar el picor del cuero cabelludo suelen incluir activos antiinflamatorios (como el biosacarido gum-1 y el dipotassium glycyrrhizinate), hidratantes y emolientes (como el ácido hialurónico y la glicerina), nutritivos y reepitalizantes (como la provitamina B5) y refrescantes (como el mentol).

Se aconseja aplicar estos geles un mínimo de una vez al día durante unos 15 días para poder conseguir aliviar el picor en el cuero cabelludo de forma efectiva. Asimismo, se recomienda la aplicación nocturna para poder dejar actuar el producto durante toda la noche.

5. Evitar los remedios caseros. Existen diferentes remedios caseros que prometen aliviar el picor del cuero cabelludo. Entre ellos, el aceite esencial del árbol de té o el vinagre de manzana.

No existe evidencia suficiente que avale los beneficios de utilizar estos productos para tratar la inflamación y los eccemas. Además, usarlos de forma inadecuada podría irritar aún más la piel, por lo que están desaconsejados.

Además, no disponen de estudios de seguridad y tolerabilidad cutánea ni de las propiedades cosméticas que faciliten su uso para esta parte del cuerpo, a diferencia de los productos especialmente diseñados para el cuidado capilar.

 

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía

Hawro, T. Przybylowicz, K. et alt. The caracteristics and impact of pruritus in adult dermatology patients: A prospective, cross-sectional study [en línea]. J Am Acad Dermatol., 2021. < https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32798581/>

Vázquez-herrera, N.E. Sharma, D. et alt. Scalp itch: a systematic review [en línea]. Skin Appendage Disorders, 2018. <https://www.karger.com/Article/Fulltext/484354>

 

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

Caída del cabello por estrés: por qué sucede y cómo tratarla
Cabello y uñas
Caída del cabello por estrés: por qué sucede y cómo tratarla

El estrés puede provocar una pérdida exagerada y repentina de cabello. Esto suele causar mucha preocupación, a pesar de que no suele ser una alopecia muy evidente. Comprender por qué sucede es la mejor manera para tratar de evitarla.

LEER MÁS
Alopecia por falta de hierro: causas y tratamiento
Cabello y uñas
Alopecia por falta de hierro: causas y tratamiento

Unos bajos niveles de hierro pueden provocar la caída del cabello. Este tipo de alopecia es frecuente en las mujeres en etapa fértil y suele causar un importante malestar estético. Lo importante es que, al corregir la deficiencia de hierro, la pérdida de pelo se resuelve por sí misma.

LEER MÁS
Uñas partidas: causas y tratamiento
Cabello y uñas
Uñas partidas: causas y tratamiento

La fragilidad ungueal suele manifestarse con uñas partidas o abiertas en capas. Esta alteración provoca sobre todo una preocupación estética, pero es importante poder determinar por qué se rompen las uñas y actuar sobre las posibles causas.

LEER MÁS
¿Por qué se caen las uñas?
Cabello y uñas
¿Por qué se caen las uñas?

Las uñas pueden caerse por diferentes motivos. En ocasiones, se trata de un traumatismo puntual, mientras que en otras la pérdida es recurrente e incluso puede indicar algún problema de salud. Determinar la causa de la caída de las uñas resulta entonces fundamental.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis