5 consejos sobre cómo cuidar las pestañas

26 mayo 2021 | Cuidado de los ojos

5 consejos sobre cómo cuidar las pestañas

Cómo cuidar las pestañas es una preocupación cosmética frecuente, sobre todo entre las mujeres. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los pelos que nacen en los párpados son también estructuras anatómicas con una importante función.  

La principal, proteger a los ojos de impurezas externas como el polvo y la arena que puedan obstruir la visión o bien causar lesiones o una infección.

A su vez, estas delicadas estructuras también filtran la luz solar para que no irrite a los ojos y previenen la sequedad ocular al bloquear el movimiento de aire sobre la película lagrimal.

La caída de las pestañas y cómo conseguir mantenerlas largas y fuertes es una inquietud estética que se remonta a siglos atrás, pero que ha incrementado en los últimos años en las sociedades occidentales.

Como todo el vello del cuerpo, las pestañas también siguen un ciclo de crecimiento y caída. Concretamente, estas crecen, se caen y se renuevan naturalmente en un ciclo que suele durar entre cuatro y nueve meses. 

Esto implica que sea normal perder de una a cinco pestañas diarias. Una vez han caído, estas crecen entre 0,12 y 0,14 mm al día, una velocidad relativamente lenta si se compara con la del cabello (entre 0,2 y 1.1 mm al día). 

Los humanos tenemos entre 75 y 80 pelos en el párpado inferior, y entre 90 y 160 en el párpado superior. No obstante, existen diferentes factores que pueden acelerar la caída de las pestañas y disminuir estas cifras.

Más allá de su densidad, otra preocupación habitual radica en cómo alargar las pestañas y acentuar su curvatura.

Cómo hacer crecer las pestañas y mejorar su aspecto son motivos de preocupación frecuente, sobre todo entre las mujeres.

Por lo general, estas suelen tener una longitud inferior a los 12 mm, aunque hay causas que pueden debilitarlas o reducir su crecimiento.

Los pelos de los párpados también envejecen, por lo que es normal que aparezcan ‘canas’ en las pestañas y que estas pierdan pigmentación, grosor y longitud con el paso de los años.

A nivel estético, unas pestañas fuertes, largas, tupidas y curvadas abren y rejuvenecen la mirada.

De este modo, tanto por su función protectora como estética, es fundamental conocer cómo cuidar las pestañas para mantenerlas sanas y bonitas.

1. Limpiar y desmaquillar las pestañas de forma suave. Es fundamental limpiar los párpados de los ojos a diario, sobre todo si se utiliza maquillaje.

Primero se recomienda lavar la zona con agua templada, realizando un suave masaje para facilitar el drenaje de las glándulas sebáceas.

A continuación, hay que limpiar los párpados utilizando preferiblemente productos para ojos sensibles como espumas, lociones o geles.

Es importante no utilizar los mismos discos desmaquillantes, gasas o toallitas para ambos ojos, ya que se podría trasladar microorganismos o suciedad de un párpado a otro.

Todo este proceso debe hacerse de forma muy suave, desde dentro hacia fuera e insistiendo en el borde libre donde nacen los pelos. Frotar de forma brusca puede favorecer la caída de las pestañas.

2. Usar productos de maquillaje específicos para la zona ocular. El uso de cosméticos en el área ocular está muy extendido. Entre ellos, delineadores, sombras o máscara de pestañas. Sin embargo, no hay que olvidar que se trata de una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo.

De este modo, solo hay que utilizar cosméticos que estén específicamente indicados para su uso en los ojos y la piel de alrededor. Por ejemplo, no se debe usar un lápiz de labios para maquillar los ojos.

Preferiblemente, al ser una parte tan delicada, habría que optar por productos hipoalergénicos y de alta tolerancia.

Los cosméticos para los ojos deberían desecharse aproximadamente a los tres meses. Esto es especialmente importante en el caso de utilizar maquillaje cremoso o líquido como son los lápices delineadores o las máscaras, ya que tienden a acumular más bacterias.

Estos también deben tirarse si se ha desarrollado una infección ocular.

En ningún caso se debe compartir maquillaje ni aplicar las muestras comerciales que pueden haber sido usadas previamente por otros usuarios.

Asimismo, es importante aplicar siempre el maquillaje por fuera de la línea de las pestañas, lejos del ojo, para no bloquear las glándulas sebáceas de los párpados. De lo contrario, el material graso (sebo) que secretan no protegería eficientemente la superficie del ojo y podría acumularse, dando lugar a una blefaritis.

3. Tener cuidado con los tratamientos para las pestañas. En los últimos años se han popularizado diferentes tratamientos como el lifting, el rizado, el tinte o las extensiones de pestañas.

Todos estos procedimientos estéticos, si no se aplican bien, pueden irritar y sensibilizar la piel y la mucosa ocular, provocar daños en la córnea y favorecer la caída de las pestañas.

Por este motivo, es fundamental acudir siempre a profesionales expertos y, preferiblemente, solo recurrir a estos tratamientos en ocasiones especiales. 

En caso de que un lifting, una permanente, un tinte o unas extensiones de pestañas provoquen alguna molestia, hay que acudir de inmediato al oftalmólogo.

Hay que tener en cuenta que las pestañas postizas de uso en casa también pueden provocar la pérdida de pelo en esta zona. Esto se debe sobre todo a que los productos con los que se aplican pueden provocar una alergia ocular.

 4. Utilizar sérums o cremas para pestañas. Existen diferentes principios activos que han demostrado tener un efecto positivo a la hora de prevenir la caída de las pestañas, favorecer su crecimiento y mitigar los efectos del paso del tiempo como es la pérdida de color, densidad, grosor y longitud.

Entre ellos, la biotina, el pantenol, la vitamina E, el ácido hialurónico, los aceites de jojoba y ricino y el extracto de abedul.

Este tipo de productos suelen presentarse en forma de sérums para pestañas o cremas y, dependiendo de sus características, pueden aplicarse por la mañana, antes del maquillaje, o por la noche. 

 5. Identificar las causas de la caída de pestañas. Más allá de unos malos hábitos de limpieza y cosméticos, existen otros factores que pueden provocar la caída de las pestañas.

La blefaritis, los orzuelos y chalaziones crónicos, las infecciones oftalmológicas y la rosácea ocular también pueden estar detrás de la pérdida de pelo en esta área.

Otra causa de la caída de las pestañas puede ser la tricotilomanía, es decir, el hábito de arrancarse pelo como consecuencia del estrés u otros trastornos emocionales o psicológicos. Otra manía como frotarse los ojos puede causar este mismo efecto.

Hay ocasiones en que la pérdida de las pestañas va acompañada de la caída de vello en las cejas o del cabello.

De ser así, podría ser síntoma de un problema de salud sistémico o afecciones como algún tipo de alopecia, trastornos de la tiroides, enfermedades inflamatorias crónicas, estrés crónico o deficiencias nutricionales.

También podría tener un origen en los cambios hormonales que se producen en la menopausia.

Finalmente, hay que recordar que los tratamientos de quimioterapia y radioterapia pueden hacer que se produzca una caída de pestañas significativa o completa.

Más allá de conocer estos consejos sobre cómo cuidar las pestañas, es importante saber también cuándo se debe consultar al médico.

Es fundamental acudir al especialista si la pérdida de pelo se presenta en otras partes (cejas o cuero cabelludo), afecta a ambos párpados, va acompañada de cambios en la piel, picor, enrojecimiento, descamación y/o sensación de ardor o afecta la visión.

  

 

Bibliografía

Mukamal, R. ¿Por qué se me caen las pestañas? [en línea]. Academia Americana de Oftalmología, 2019. <https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/por-que-se-me-caen-las-pestanas>.

Patel, B. Lopez, M. et alt. Anatomy, Head and Neck, Eyelash [en línea]. StatPearls Publishing, 2020. <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK537278/>.

Gudgel, D. Cómo usar cosméticos con seguridad alrededor de los ojos [en línea]. Academia Americana de Oftalmología, 2020. < https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/uso-de-maquillaje-en-los-ojos>.

ENTRADAS MÁS VISTAS

Blefaritis: causas, síntomas y tratamiento
Cuidado de los ojos
Blefaritis: causas, síntomas y tratamiento

La blefaritis provoca la inflamación y el enrojecimiento del párpado, así como otras molestias oculares. A pesar de que se trata de una enfermedad crónica, la correcta higiene de los párpados y los ojos es clave para su prevención y para minimizar el riesgo de complicaciones.

LEER MÁS
Higiene ocular: la clave para prevenir la inflamación de los párpados
Cuidado de los ojos
Higiene ocular: la clave para prevenir la inflamación de los párpados

La blefaritis es una enfermedad óculo-cutánea que provoca la inflamación y el enrojecimiento de los párpados. A pesar de que puede estar asociada a diferentes causas, seguir una buena higiene ocular a diario es clave para poder prevenir su aparición.

LEER MÁS
Cómo tratar las alergias oculares
Cuidado de los ojos
Cómo tratar las alergias oculares

La alergia ocular es una afección frecuente que provoca importantes molestias en los ojos. A pesar de que puede deberse a diferentes causas, seguir ciertas medidas preventivas ayudan a evitarla. Asimismo, existen distintos tratamientos para mitigar sus síntomas.

LEER MÁS
Cómo tratar el ojo seco
Cuidado de los ojos
Cómo tratar el ojo seco

El síndrome del ojo seco es una de las enfermedades oftalmológicas más comunes y se caracteriza por una excesiva sequedad ocular debida a la falta de lágrima. Emplear ciertas medidas durante el día a día ayuda a prevenirlo, así como a aliviar las molestias que causa.

LEER MÁS