6 posibles causas de los mareos por cervicales

18 marzo 2024 | Tratamiento del dolor

6 posibles causas de los mareos por cervicales

Los mareos por cervicales están relacionados con problemas en el cuello, pero pueden tener causas muy distintas.

Por lo general, hay alguna alteración que comprime las vértebras de la zona y, en consecuencia, la arteria vertebral.

Esto hace que el aporte sanguíneo al cerebro se vea ligeramente reducido y entonces aparece esta sensación de inestabilidad.

Poder identificar el origen de estos mareos cervicogénicos es importante, ya que la calidad de vida de quienes los sufren puede verse muy afectada.

¿Cómo son los mareos cervicales?

La sensación de mareo es un síntoma difícil de referir, además de muy subjetivo. Por lo general, se describe cómo una sensación de inseguridad y de falta de confianza en la propia estabilidad corporal.

La cabeza parece que flota y la visión está nublada. La persona siente debilidad, desorientación y la sensación de que va a caerse o perder el conocimiento al levantarse o al andar.

El mareo por cervicales suele ir acompañado también de dolor en el cuello y de cabeza, que puede llegar a ser intenso.

Este trastorno del equilibrio puede durar desde minutos a horas y mantenerse en el tiempo. Además, suele empeorar con determinados movimientos de cabeza.

También es habitual que en los mareos de origen cervical o cervicogénicos el movimiento en el cuello esté limitado.

En los casos más severos, incluso se puede presentar dificultad para caminar, estar de pie o realizar cualquier tipo de actividad.

Los diferentes tipos de mareos por cervicales

El mareo por cervicales suele estar provocado por accidentes puntuales, enfermedades degenerativas de la columna cervical o estrés y ansiedad.

1. Latigazo cervical

Una lesión por latigazo cervical ocurre cuando la cabeza se mueve bruscamente hacia adelante y hacia atrás (o de un lado a otro) con mucha fuerza y de forma súbita.

Esto provoca que haya pequeños desgarros en las zonas de tejido blando del cuello y que estos sufran una sobrecarga.

Esto es especialmente frecuente en los accidentes de tráfico.

El latigazo cervical puede aparecer también tras accidentes deportivos y otros tipos de traumatismos, como una caída.

2. Artritis

La artritis en el cuello o espondilosis cervical es una posible causa de mareos por cervicales sin dolor.

Este enfermedad aparece cuando hay un desgaste en los discos y las articulaciones del cuello (columna cervical).

Cabe tener en cuenta que se trata de un cambio degenerativo que aparece con el proceso de envejecimiento, por lo que es habitual a partir de la mediana edad.

En caso de que aparezcan otros síntomas, estos suelen ser rigidez y dolor cervical.

3. Artrosis

La artrosis cervical o cervicoartrosis aparece cuando se lesiona o degenera el cartílago de las articulaciones de la zona del cuello.

Este desgaste puede provocar los mareos cervicales, además de dolor de espalda.

Los mareos por cervicales suelen estar causados por un traumatismo, un desgaste en las articulaciones o episodios de estrés y ansiedad.

4. Hernia cervical

Este tipo de hernias aparecen cuando los discos que amortiguan las vértebras cervicales se dañan o se rompen. Las causas más habituales son el propio proceso de envejecimiento o una lesión.

Como consecuencia, pueden aparecer mareos, además de dolor y entumecimiento en la zona cervical.

5. Ansiedad

Los mareos por cervicales y la ansiedad están estrechamente relacionados.

El estrés, la tensión y la fatiga se acumulan en la zona cervical y pueden provocar tortícolis, espasmos, rigidez y contracturas en la musculatura del cuello.

En estos casos, es muy habitual que los mareos vayan acompañados de lo que se conoce como dolor de cabeza por cervicales.

6. Malas posturas

Las contracturas musculares en la zona del cuello pueden provocar mareo por cervicales.

Adquirir malas posturas al trabajar, estar de pie, coger peso o dormir pueden provocar tensión en los músculos de esta parte de la columna.

También pueden causar contracturas las prácticas deportivas que provocan una sobrecarga en la musculatura del cuello.

¿Mareos o vértigos por cervicales?

Los mareos y los vértigos por cervicales son dos dolencias distintas.

El mareo es un síntoma de vértigo por cervicales, pero se considera vértigo cuando el mareo va acompañado de otras molestias.

Entre ellas, sensación de movimiento en el entorno y de pérdida de equilibrio, náuseas, deseos de vomitar y sudoración.

Esta sensación puede durar segundos, minutos o horas.

En el caso del vértigo por cervicales, la persona suele sentirse mejor si se acuesta y permanece inmóvil.

¿Mareos por oído o cervicales?

Los mareos también pueden tener su origen en un trastorno del oído interno.

De ser así, suelen diferenciarse de los mareos por cervicales por los síntomas que lo acompañan.

Por lo general, se trata de una sensación de vértigo que empieza de forma brusca e intensa. Además, la persona suele presentar acúfenos (sensación de zumbidos o pitidos en los oídos sin que se corresponda con ruidos exteriores).

En ciertos casos, incluso puede haber una pérdida de audición.

Cómo aliviar los mareos por cervicales

Para el tratamiento de los mareos cervicales a menudo es necesario contar con la implicación de diferentes profesionales sanitarios, desde traumatólogos a fisioterapeutas.

Lo principal es valorar todos los síntomas de los mareos cervicales y hacer la exploración y las pruebas necesarias para poder determinar la causa.

De este modo, no hay un solo remedio para el mareo por cervicales, sino que dependerá de su origen.

No obstante, hay recomendaciones que pueden resultar beneficiosas en todos los tipos de mareos cervicogénicos.

  • Acudir a un centro de fisioterapia y empezar un tratamiento rehabilitador. Esto resultará beneficioso tanto en caso de contracturas musculares en el cuello como de dolor articular por artritis o artrosis.
  • Realizarse un automasaje en la musculatura del cuello puede ayudar a liberar tensión en la zona. Para ello se puede utilizar una crema antiinflamatoria y de efecto calor con principios activos como el salicilato de metilo, el mentol, el alcanfor y/o el nicotinato de metilo.
  • En caso de mareos cervicales, los ejercicios de flexión y rotación de la cabeza también pueden contribuir a reducir la tensión de la musculatura del cuello.
  • Aplicar calor para el tratamiento del dolor aumenta la irrigación sanguínea en la arteria vertebral y puede ser un remedio efectivo. Esto se puede hacer mediante el uso de una esterilla eléctrica o con parches o compresas de calor.

En ese sentido, el yoga es especialmente beneficioso porque incluye tanto ejercicios de fuerza como estiramientos. También ofrece espacio para la relajación y la meditación, por lo que tiene un efecto beneficioso en caso de mareos por ansiedad.

  • Muchas personas experimentan mareos al levantarse rápidamente de la silla o de la cama. Es conveniente moverse poco a poco y ponerse de pie con calma.
  • Mantenerse bien hidratado puede ayudar a aliviar y evitar varios tipos de mareo.
  • Limitar la cafeína y dejar el tabaco tiene un efecto beneficioso en caso de mareos. Ambas sustancias reducen el flujo sanguíneo y pueden empeorar los síntomas.
  • Cuando los mareos por cervicales son muy acusados, se suelen prescribir sedantes vestibulares (neurolépticos, antihistamínicos, benzodiacepinas, betahistina) durante las primeras 48 horas.
  • Otros medicamentos para los mareos cervicales que pueden resultar de utilidad son los antiinflamatorios (ibuprofeno), los analgésicos y los vasodilatadores. Sobre todo, cuando los mareos se deben a contracturas musculares o alteraciones en las vértebras cervicales.

En caso de hernias cervicales severas, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía. En cualquier caso, hay que consultar siempre con un médico si aparecen mareos o vértigos de forma recurrente, súbita, severa y prolongada, sin una causa clara.

Autor: Laboratorios Viñas, departamento científico.

Bibliografía

Redacción. El mejor diagnóstico y tratamiento para mareos cervicales [en línea]. Instituto Cirugía Avanzada de Columna. https://columna.com/tratamiento-mareos-cervicales/

Tapia, M.C. Mareos cervicales: síntomas, diagnóstico y tratamiento [en línea]. Instituto ORL-IOM, 2020. https://www.institutoorl-iom.com/blog/mareos-cervicales-sintomas-diagnostico-y-tratamiento/

Junquera, R. Vértigos o mareos de origen cervical. Causas y tratamiento [en línea]. Fisioterapia Online, 2015. https://www.fisioterapia-online.com/articulos/mareos-de-origen-cervical-causas-y-tratamiento

Compartir:

ENTRADAS MÁS VISTAS

Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano
Tratamiento del dolor
Cómo combatir el dolor en la artrosis de mano

La artrosis de las manos y los dedos es una afección frecuente que causa dolor, rigidez e incluso deformidad en las articulaciones. A pesar de que no puede curarse, los tratamientos para la artrosis permiten controlar los síntomas y la progresión de la enfermedad.

LEER MÁS
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular
Tratamiento del dolor
5 técnicas de ejercicio para aliviar el dolor muscular

Una musculatura fuerte es clave para prevenir y reducir el dolor muscular. Para ello, es imprescindible el ejercicio físico regular. Sobre todo, trabajar los músculos que constituyen lo que se conoce como ‘core’, así como los cuádriceps, los pectorales, los dorsales y la musculatura de los brazos.

LEER MÁS
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor
Tratamiento del dolor
Neuropatía diabética: los tratamientos para aliviar el dolor

La neuropatía diabética es un daño en los nervios que aparece en la mayoría de personas con diabetes. Los síntomas pueden ser leves, pero también muy incapacitantes. Por ello, es fundamental encontrar un tratamiento efectivo que consiga aliviar el dolor y prevenir sus secuelas.

LEER MÁS
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento
Tratamiento del dolor
Dolor neuropático: qué es, causas y tratamiento

El dolor neuropático merma enormemente la calidad de vida de quienes lo sufren, sobre todo cuando causa síntomas dolorosos a diario. Su correcto diagnóstico es fundamental, ya que se trata de una afección que no responde bien al uso de los analgésicos tradicionales.

LEER MÁS
Subscribirme a la Newsletter
Subscribirme a la Newsletter

Recibirás la newsletter
Consejos de CUIDADOEXPERTO
trimestralmente en tu email.

(*) Campos obligatorios
¡Gracias por subscibirte!

Estás a un sólo paso de completar tu subscripción

Para finalizar el proceso, haz clic en el enlace que te acabamos de enviar a tu correo electrónico para validar tu cuenta.

Si no lo tuvieras en tu bandeja de entrada, comprueba tu bandeja de SPAM o de correo no deseado.

¡Error al subscibirte!

Ha ocurrido un error, por favor inténtelo de nuevo más tarde.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUÍ

Necesarias por motivos técnicos

Análisis