Mastodin, la emulsión ligera ideal para la tensión mamaria

14-04-2021

La tensión mamaria o dolor de pechos es una de las consultas más recurrentes en ginecología. De hecho, se estima que dos tercios de las mujeres en edad reproductiva lo sufren en algún momento de su vida.  

Hasta el 40% de estas mujeres confiesan que esta dolencia interfiere directamente en su calidad de vida, viéndose reducidas algunas de sus actividades cotidianas como el ejercicio físico o la actividad sexual, mientras que hasta un 10% aseguran que les afecta en su vida laboral y social, pero normalizar el problema no es la solución y por ello, los expertos insisten en la importancia de ponerle una solución.

El primer paso es, sin duda, acudir al especialista, tanto para valorar la situación como para descartar otras patologías más graves. De hecho, hasta un 30% de los casos, se resuelven sin necesidad de tratamiento farmacológico. En muchos de ellos, el dolor desaparece o disminuye considerablemente con el simple hecho de descartar enfermedades como el cáncer de mama. Y es que, el factor psicológico es uno de los posibles desencadenantes.

Cambios hormonales

A menudo, la tensión mamaria está directamente relacionada con el ciclo menstrual, sobre todo en mujeres que no han cumplido los 30 años. Esto es debido a los cambios hormonales que se producen durante el ciclo, por lo que es más intenso una semana antes de la aparición del periodo menstrual y mejora con su inicio. Muchas mujeres, “incluyen” estas molestias dentro del denominado “síndrome premenstrual” que también puede presentar dolor de cabeza, irritabilidad o retención de líquidos.

El uso de las píldoras anticonceptivas orales, así como otros periodos en la vida de la mujer como el embarazo, la lactancia o la menopausia también se asocian con estos dolores en los pechos.

Ponerle remedio

Una vez que le hemos puesto nombre a esta dolencia, toca buscar un remedio con el que se logre paliar el dolor. Mastodin es una emulsión ligera de Laboratorios Viñas para el cuidado intensivo de las mamas de la mujer cuya acción emoliente e hidratante puede ser útil en esta situación.

Se trata de un producto no hormonal cuya base es la leche de algodón, un ingrediente extraído de la semilla de Gossypium herbaceum rico en ácidos grasos esenciales y fosfolípidos, que otorga una gran suavidad e hidratación a la piel. Además, incluye ácido glicirrético, con el que se consigue reducir la tirantez y aporta elasticidad para evitar la sensación de malestar que provoca la tensión mamaria.

De fácil uso, se debe aplicar Mastodin hasta su completa absorción realizando un masaje, con movimientos suaves circulares, lo cual permite mejorar el drenaje y la microcirculación local a nivel cutáneo. Se recomienda utilizarlo dos veces al día (mañana y noche, especialmente antes de acostarse para dejarla actuar toda la noche), aunque puede aplicarse más veces si se requiere. En caso de utilización durante la lactancia, limpiar las mamas con agua y jabón antes de dar el pecho.

Se trata de una emulsión muy ligera que se absorbe con facilidad, no mancha, no engrasa y su absorción es rápida y completa sin dejar residuos.

¿Qué más puedo hacer para paliar el dolor?

Cambiando algunos hábitos diarios también se puede ayudar a rebajar o prevenir las molestias.

share, link, spread

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUI

Necesarias por motivos técnicos

Análisis

Configuración personalizada |