Aviso importante

La información que figura en esta sección está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. En caso de no pertenecer a este colectivo, le rogamos se abstenga de continuar.

Declaro que soy profesional sanitario con capacidad de prescripción o dispensación en España.

Tratamiento para las pestañas

share, link, spread

Las pestañas son pelos terminales que crecen en los folículos que están alrededor del ojo. Igual que el cabello, están constituidas por células muertas queratinizadas, material de unión, gránulos de melanina y pequeñas cantidades de agua. La superficie exterior está compuesta por una serie de capas superpuestas formadas por células de cutícula, que protegen el interior, denominado corteza. La corteza contribuye a la forma, a las propiedades mecánicas y al color de las pestañas.

La forma de las pestañas varía con la etnia. Las pestañas de las mujeres de raza caucásica, por ejemplo, presentan una mayor curvatura que las pestañas de las mujeres de raza asiática, que suelen ser más rectas.

La función principal que tienen las pestañas es proteger los ojos. Gracias a ellas, se evita la entrada de impurezas y de microorganismos en el interior del globo ocular. También, nos protegen frente a la radiación solar, una función muy importante ya que sin ellas sufriríamos de forma continuada innumerables irritaciones.

Las pestañas se encuentran dispuestas en los bordes de los párpados, en forma de hilera, pero con diferente espesor: en el párpado superior podemos encontrar unas 200 pestañas, pero en el inferior solo unas 80.  Las pestañas se renuevan cada 5-6 meses y tardan en crecer de 7 a 8 semanas, por lo que debemos cuidarlas con sumo cuidado para mantenerlas en perfecto estado.

La salud y cuidado de las pestañas pueden verse alterados por varios factores:

Hay muchas otras causas que pueden debilitar las pestañas. Determinados tratamientos médicos, como la radioterapia, y algunas enfermedades pueden ocasionar su pérdida, pero también tratamientos estéticos, como las extensiones o permanentes de pestañas.

En el día a día, las pestañas también están sometidas a agresiones externas, como la polución y la radiación solar, así como el maquillaje y desmaquillado con productos agresivos.

Consejos para tener unas pestañas fuertes

Para conseguir unas pestañas fuertes y sanas es aconsejable seguir los siguientes consejos:

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUI

Necesarias por motivos técnicos

Análisis