Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies. Ver más información / X

Recupera la salud del cabello después del verano con el líder, Vitacrecil Complex Forte

Recupera la salud del cabello después del verano con el líder, Vitacrecil Complex Forte

 

En otoño, como la hoja, cae el pelo. Perder de 50 a 100 cabellos al día es lo normal, pero después del verano este proceso aumenta. La naturaleza es muy sabia y es posible que esta caída estacional se deba a que nuestro cuerpo no quiera deshacerse del cabello protector en pleno verano porque nos aísla de los dañinos rayos del sol. Del mismo modo, en invierno, el pelo nos ‘abriga’. Es lógico entonces que sea en los meses de octubre y noviembre cuando se necesite hacer una muda capilar, para eliminar el cabello en mal estado que el verano ha dejado (un pelo castigado por el sol, la arena, el cloro y la sal que aparece debilitado, deshidratado, opaco) y a la vez provocar una renovación para que un nuevo pelo, más fuerte y sano, sea el encargado de protegernos durante los meses más fríos.

 

Hablamos por lo tanto de un proceso estacional, parte del ciclo vital, lo normal es que el pelo se recupere, se está regenerando. Lo importante es el equilibrio entre la cantidad que se pierde y la que nace. Cada pelo crece por debajo de la piel, alimentado por los vasos sanguíneos en la base del folículo. Desde que empieza a crecer hasta que llega a caerse, varios años después, pasa por 3 etapas diferentes:

 

  1. Crecimiento o anágena: el cabello nace, y crece entre dos y cinco años (depende de cada persona, es genético).
  2. Catágena: el cabello deja de crecer y el folículo capilar se reduce.
  3. Reposo o telógena: dura alrededor de 5 meses, el pelo cae, y el folículo comienza a generar uno nuevo. 

 

¿Y si cae más de lo habitual?

 

Más allá de la caída estacional, el ritmo de vida (estrés), una dieta carente de nutrientes esenciales, desequilibrios hormonales, partos, menopausia, tiroides, infecciones, anticonceptivos y algunos medicamentos para la tensión, diabetes, colesterol, anemia… pueden tener efectos secundarios que repercuten en el crecimiento del cabello y generar una mayor pérdida capilar.  El estrés es una de las causas de muchos trastornos capilares. En situaciones de estrés o ansiedad la glándula suprarrenal funciona en exceso y produce más adrenalina de la necesaria, lo que incrementa la testosterona provocando que el cabello se debilite. Y por supuesto el tabaco que, al perjudicar la circulación sanguínea, el riego de los folículos (que dan de ‘comer’ al pelo) se dificulta.

 

La pérdida de cabello, difusa o severa, supone un trauma, llegando a ser un problema severo que afecta a la autoconfianza de quien la padece, hombre o mujer, influyendo en su poder de seducción, pudiendo llegar a convertirse en una obsesión. Cuando se produce una pérdida superior a los 150 cabellos, lo más probable es que el pelo esté débil. Es fácil saber cuándo nos encontramos con este problema, simplemente mirando el cepillo, claro indicador de la calidad y cantidad de cabello perdido diariamente. 

 

¿Cómo frenar la caída y conseguir una melena más densa?  

 

Un complemento nutricional específico es de gran ayuda, ya que actúa sobre el fondo del problema y activa la autorregulación del propio organismo, llegando a detener la pérdida excesiva de pelo. El problema puede estar en una dieta carente de ciertos nutrientes específicos que afectan al estado del cabello. La falta de proteínas y minerales puede provocar trastornos capilares. Es muy probable, además, que durante el verano no hayamos seguido la dieta más adecuada, y el cabello se encuentre en situación de mayor desgaste y desequilibrio, hándicap para la muda que se avecina, que necesita un extra de nutrientes para que se produzca del modo correcto.

 

Es muy recomendable tomar medidas que ayuden al proceso de regeneración capilar, incentivándolo. Con la edad, el cabello, además de disminuir en número, se va haciendo más fino, con lo que la sensación de pérdida es mayor. Las vitaminas y minerales ingeridas a través de la alimentación habitual, por buena que sea, se destinan en primer lugar al mantenimiento de órganos vitales, lo que queda para el pelo y la piel es mínimo. Una buena alimentación cubre las necesidades básicas pero una buena cabellera con cuerpo, brillo y fuerza necesita, en situaciones puntuales como estrés o cambio de estación, una inyección de vitalidad que la dieta no cubre.

 

Vitacrecil Complex Forte, vigor y crecimiento para el cabello

 

Vitacrecil Complex es la gama líder del mercado de productos orales para el cabello (*) y la gama de productos específica para el cabello desarrollada por Laboratorios Viñas. Su fórmula, avalada dermatológicamente, contribuye a mejorar el estado nutricional del cabello.

 

Vitacrecil Complex Forte es una combinación completa y equilibrada, que aporta aminoácidos, oligoelementos y vitaminas esenciales (L-cistina, zinc, hierro, ácido pantoténico, vitamina B6 y biotina) para mejorar el estado nutricional del cabello.

 

Tips para recuperar tu melena después del verano

 

Cuidar la melena y repararla de los estragos sufridos tras el verano es algo sencillo. Basta con incorporar a la rutina diaria de belleza una serie de hábitos saludables y, por supuesto, alimentarse adecuadamente e incluir un suplemento nutricional. El cabello recuperará su brillo y suavidad natural.

 

  • Para recuperar el brillo utiliza productos de acabado, estos son fundamentales si buscas recuperar la luminosidad. Si tienes el pelo rizado utiliza productos hidratantes para que el rizo esté más definido y con menos encrespamiento. Para las que tienen el cabello liso buscar un producto a base queratina que deje el pelo suave, sedoso y con brillo.
  • Corta las puntas quemadas y abiertas. Es preferible tener el pelo un poco más corto y sano que un pelo largo con puntas abiertas. Además, te ayudará a que la forma de tu peinado no se pierda. Las puntas de un pelo largo tienen 3 años de vida o más, imagina el uso de planchas, secadores, baños de sol o coloraciones que ha sufrido durante este tiempo, por esto hay que cortarlo a menudo.
  • Usa mascarilla dos veces por semana. Después del verano tu pelo necesita mucha hidratación y las mascarillas son la ayuda perfecta para recuperarla, sobre todo en los cabellos secos. Distribuye de medios a puntas, ya que si se aplica directamente sobre la raíz resta volumen al cabello.
  • Después del champú, siempre acondicionador. Ayuda a suavizar el cabello y también a mantenerlo hidratado.
  • Si vas a continuar tomando el sol no te olvides de proteger tu pelo de los rayos UVA con sprays específicos. Su uso te ayudará a mantener la queratina natural del cabello.

 

 

(*) Nº en ventas. Datos IQVIA Unidades 2017 – Mercado orales para el cabello.

 

Productos relacionados

Más Compartir