Nuestro Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar la navegación, y mejorar sus servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación de los usuarios. Si continua navegando, Usted acepta su uso de conformidad con nuestra Política de Cookies. Ver más información / X


Farmamundi reparte kits nutricionales a familias sirias desplazadas

Farmamundi reparte kits nutricionales a familias sirias desplazadas

 

La grave situación de conflicto que vive Siria dura ya nueve años. La población del país sigue sufriendo las consecuencias de la violencia y las hostilidades que ha obligado a 13 millones de personas a un desplazamiento forzoso. De ellas, cinco millones se encuentran en situación de necesidad “severa” según el Plan de Respuesta Humanitaria para Siria. Junto a la ONG local Jafra Foundation y para aliviar la inseguridad alimentaria de la población, Farmamundi activa de nuevo el convenio de emergencias que mantiene con la Xunta de Galicia para repartir kits nutricionales a 1.125 personas, gracias también al apoyo del Fondo de Emergencias, con el que Laboratorios Viñas colabora activamente desde hace más de 12 años.

 

El objetivo de esta nueva intervención es mejorar la resiliencia de las personas desplazadas en el Norte de Siria y reducir la inseguridad alimentaria con el reparto de kits nutricionales a 125 unidades de convivencia que se encuentran en situación de máxima vulnerabilidad de las gobernaciones de Rural Alepo e Idleb ante la llegada del invierno. Los refuerzos alimentarios llegarán a 1.125 personas, de las cuales, 630 son mujeres y el 60% son menores de edad”, afirma la responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos.

 

La población civil en Siria continúa expuesta a riesgos relacionados con las hostilidades en curso, el efecto de los nuevos desplazamientos forzosos de muchas familias, la prolongación de la situación de desplazamiento para aquellas personas que llevan años huyendo, el agotamiento de los recursos socioeconómicos y el deterioro de la situación humanitaria que promueve la adopción de estrategias de supervivencia de riesgo (trabajo infantil, matrimonios precoces y concertados, relaciones sexuales transaccionales…).

 

Otro gran problema es el aumento de la violencia sexual y basada en el género, que afecta a mujeres, niñas y adolescentes. Naciones Unidas estima que el 25% de las personas desplazadas internamente en el país son mujeres en edad reproductiva y un 4% son mujeres embarazadas que requieren servicios de atención sanitaria y cuidados obstétricos de urgencia. “A las elevadas tasas de desnutrición crónica, se suman los brotes de diferentes enfermedades infecciosas (sarampión, fiebres tifoideas, leshmaniasis…) que empeoran el ya castigado mapa sanitario de la zona y exige una respuesta rápida y eficaz de las ONG que trabajamos en el país”, explica Montesinos.

 

La intervención, junto a la ONG Jafra Foundation for Relief and Youth Development, se localiza en las gobernaciones de Idleb y Rural Alepo, zonas que ha recibido a unas 400.000 personas desplazadas tras los últimos ataques. Concretamente en el Campo de Deir Ballout, Gendiris, Al Sheikh Khaled (en la ciudad de Idleb), Atama, Aqrabat y Sarmada (en la frontera con Turquía). Y en Harem y Al Dama, en la zona de Rural Alepo.

 

Más Compartir