Sea como sea tu sonrisa, hay un Dentiblanc para ti

31-01-2024

Uno de los propósitos más destacados para este año ha sido el de cuidar la sonrisa, algo fundamental ya que influye en nuestra vida personal, social e incluso laboral. Una sonrisa bonita es aquella que muestra unos dientes limpios, blancos y cuidados. Hoy en día es común buscar tratamientos para cuidar los dientes y conseguir una sonrisa más blanca. Sin embargo, hay tratamientos para blanquear los dientes que pueden llegar a poner en riesgo nuestra salud bucodental. La sonrisa bonita va de la mano de otros aspectos que condicionan nuestra salud; mantener una sonrisa radiante no es solamente una aspiración estética, también es un indicador de salud bucodental. Para ello, se necesitan unos cuidados específicos en nuestro día a día.

Por eso, a la hora de elegir qué productos incluir en nuestra rutina diaria no solo debemos fijarnos en aquellos que nos ayudan a lograr una sonrisa blanca y radiante, sino también en los que cuidan de nuestros dientes y encías.

Blancos y sanos

Laboratorios Viñas lleva más de 25 años trabajando para que lucir una dentadura blanca sin manchas no sea incompatible con una boca sana. Con el objetivo de ofrecer un producto que logre eliminar las manchas sin dañar las diferentes capas de los dientes nace Dentiblanc, una amplia gama de blanqueadores dentales de venta en farmacia que actúan sin dañar el esmalte. Se han eliminado los ácidos y peróxidos de sus fórmulas que dañan el esmalte y se han enriquecido con ingredientes de origen natural.

La gama Dentiblanc es una familia compuesta por tres dentífricos y un colutorio que pueden usarse a diario y de manera continuada. A diferencia de otros blanqueadores que se encuentran en el mercado, Dentiblanc no es un tratamiento, sino un producto más de tu rutina de cuidado diario.

Escoge la mejor opción para tu sonrisa

Al igual que cada sonrisa es diferente, las necesidades de cada persona también; incluso pueden cambiar a lo largo de la vida. Dentiblanc ofrece un producto para las distintas necesidades de cada sonrisa, siempre blanqueando el esmalte sin dañarlo.

Dentiblanc Blanqueador Intensivo es un dentífrico de uso diario con potente acción blanqueadora para la higiene y el cuidado bucodental. Gracias a su fórmula, este dentífrico refuerza tu esmalte y elimina la placa y el sarro.

Presenta un PH neutro y una fórmula libre de fuertes ácidos y peróxidos, reforzada con papaína, una enzima que se obtiene del fruto de la Carica papaya y que elimina los restos proteicos que quedan adheridos allí donde tu cepillo no llega. Las partículas redondeadas de sílica precipitada blanquean y pulen tus dientes sin dañarlos. También cuenta con dióxido de titanio, un blanqueador óptico excepcional que acentúa el blanco obtenido en el esmalte y Flúor para reforzarlo.

Lo necesitas si quieres evitar la placa, el sarro y la caries a la vez que cuidar el blanco de tus dientes.

La versión más refrescante de Dentiblanc es perfecta para aquellos que quieren una sensación mayor de frescor. Dentiblanc Blanqueador Extrafresh es un dentífrico de potente acción blanqueadora que proporciona un aliento ultra-refrescante. Por eso, su fórmula es igual de potente a la hora de lograr un tono blanco en tu dentadura y es tan respetuosa con tu salud bucodental como el resto de la gama, pero gracias a la esencia de menta y el mentol refresca y combate el mal aliento de forma eficaz.

Es perfecto para quienes quieren una sensación mayor de frescor o sufren con el mal aliento.

Dentiblanc Blanqueador PRO es un dentífrico con fórmula completa de protección total, blanqueadora, abrillantadora y de acción reparadora.  Es mucho más que un blanqueador ya que actúa con 8 acciones diferentes. Gracias a la hidroxiapatita no-nano (un componente natural de la dentina) se blanquea el esmalte a la vez que se reduce la sensibilidad dental. Con la polivinilpirrolidona (PVP) no solo se eliminan manchas, también se previene la aparición de nuevas. Las partículas esféricas de sílica son las encargadas de dar brillo al esmalte. El flúor lucha contra la placa y el sarro al mismo tiempo que remineraliza el esmalte y protege frente a las caries. Por último, la betaína hidrata las mucosas y reduce la irritación de las encías.

Este dentífrico de uso diario ha sido sometido a un riguroso estudio por odontólogos, en el que se han valorado varios productos, demostrando tener un efecto blanqueador, así como una buena tolerancia oral, una completa sensación de boca limpia al instante y un gran índice de satisfacción 1.

Es ideal para quienes buscan un blanqueador potente y de acción total.

Dentiblanc colutorio: el complemento imprescindible

Tras el cepillado falta el toque final, ese que marcará la diferencia entre una higiene básica y una más cuidada para lograr mejores resultados.

Dentiblanc Colutorio es ese paso final sea cual sea el dentífrico que elijas. Se trata de una solución sin alcohol para enjuague bucal de uso diario que complementa la acción blanqueadora de los dentífricos. Su fórmula también está enriquecida con papaína, enzima del fruto de la papaya, que disuelve los restos de alimentos que quedan adheridos allí donde el cepillo no llega y potencia el blanco natural de los dientes. Además, gracias al extracto de menta y al mentol deja un aliento fresco y una agradable sensación de limpieza.

El cepillado perfecto

Una vez sabemos cual es el producto que mejor encaja con las necesidades de nuestra boca, toca repasar esos pequeños gestos que consiguen subir de nivel la limpieza.

  1. Cepillar los dientes como mínimo dos veces al día; idealmente hacerlo después de cada comida y antes de irse a dormir.
  2. Cada uno de los cepillados debe durar al menos dos minutos para asegurar una limpieza correcta.
  3. La forma correcta de cepillar los dientes es hacerlo en dirección vertical, para asegurarnos de retirar de forma efectiva los restos de comida sin dañar las encías.
  4. No hacer demasiada fuerza con el cepillo. Con ese gesto solo se logra dañar las encías, sobre todo las más sensibles.
  5. Cambiar el cepillo tradicional cada dos o tres meses. Si se apuesta por el cepillo eléctrico, cambiar el cabezal cada dos meses.

 

Fuentes:

share, link, spread

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUI

Necesarias por motivos técnicos

Análisis

Configuración personalizada |