Nuevo Tensoderm Glicólico. Ahora con un 20% de Ácido Glicólico

21-10-2020

El acné es una de las afecciones dermatológicas más comunes. Afecta entre el 70% y el 95% de los adolescentes y al 15% de los adultos, con especial incidencia en las mujeres. Sus lesiones características aparecen cuando los folículos pilosos se obstruyen con grasa y células cutáneas muertas dando lugar a los comedones cerrados o abiertos (espinillas), pápulas y pústulas (granos) o, en casos más severos, nódulos y quistes. Se manifiesta principalmente en el rostro.

Sus causas son diversas. Existe una predisposición genética, pero hay factores desencadenantes, como pueden ser la hiperactividad de las glándulas sebáceas, los cambios hormonales, la acumulación de células muertas en la piel que obturan los poros, la proliferación de bacterias en los folículos, la irritación cutánea o al uso de ciertos cosméticos o tratamientos tópicos comedogénicos.

Después de haber experimentado una mejoría durante el verano gracias al efecto antibacteriano y antiinflamatorio de los rayos ultravioleta, en otoño hay un repunte de las consultas dermatológicas y en la farmacia sobre esta afección. Es el “efecto rebote”. Esto se explica porque cuando nos exponemos al sol la capa más externa de la piel se engrosa, propiciando la obstrucción del poro y es con la llegada del frío, al disminuir de nuevo el grosor, cuando el acné se manifiesta.

A esta circunstancia hay que añadirle lo que ya se ha empezado a denominar maskné (palabra formada a partir de los vocablos mask y acné). Y es que el uso continuado de la mascarilla, al  impedir que la piel transpire adecuadamente, favorece  la aparición de lesiones acneicas y las infecciones bacterianas.

Para tratar una afección de este tipo es fundamental consultar con un especialista para que realice un diagnóstico y prescriba un tratamiento, en todo caso son necesarios unos hábitos de higiene facial e hidratación que incluyan cosméticos específicos para pieles acneicas, así como el uso frecuente de agentes exfoliantes o de efecto peeling que impidan la acumulación de células muertas y liberen los tapones foliculares.

Nueva fórmula y resultados demostrados

Tensoderm Glicólico es una máscara tratante exfoliante y renovadora facial, con potente efecto desengrasante, indicado para pieles grasas y con tendencia acneica. Se trata de una máscara con el 20% de ácido glicólico. Esta alta concentración ejerce un efecto peeling que reduce la cohesión de los corneocitos foliculares, favoreciendo la limpieza y eliminación de comedones. La eficacia comedolítica de Tensoderm Glicólico se ve reforzada por los restantes componentes de su formulación. El resultado es una piel limpia, con aspecto suave, liso y rejuvenecido.

Asimismo, es un producto adecuado para alisar pequeñas arrugas y líneas finas de expresión, favoreciendo un efecto antiaging idóneo para una piel más madura.

La fórmula de Tensoderm Glicólico, dermatológicamente testada, destaca por su alta tolerabilidad, además de haber demostrado su eficacia. Al valorar la mejora de su aspecto, el 78,6% de los participantes en el estudio la consideraron claramente más lisa y tersa, el 11,9% la clasificaron de medianamente mejor y el 9,5% ligeramente mejor. Es decir, en diferentes grados, todos los pacientes percibieron una mejoría. Lo mismo ocurrió al evaluar la percepción de limpieza, ya que el 85,7% la valoró claramente más limpia, el 9,5% medianamente y el 4,8 ligeramente.

La valoración global de los dermatólogos fue muy positiva en cuanto a distintos aspectos de la eficacia del tratamiento: eficacia comedolítica (86%), exfoliante (90%), renovadora (90%) y eficacia global (90%). (n=42).

En lo que se refiere a su tolerabilidad y aceptabilidad cosmetogalénica, Tensoderm Glicólico recibió excelentes valoraciones por parte de los pacientes: tolerabilidad (80%), facilidad de aplicación (93%), extensibilidad (83%), textura (90%) y facilidad de retirada (88%).

Cómo aplicar Tensoderm Glicólico - Su aplicación es muy fácil, agradable y proporciona una gran sensación de limpieza y confort:

Tensoderm, una gama de eficacia limpiadora, exfoliante y renovadora

Tensoderm Glicólico forma parte de una gama de productos específica para la higiene intensiva y el cuidado de las pieles grasas y con tendencia acneica en la que también se incluyen las siguientes referencias:

- Tensoderm Máscara. Una máscara renovadora y antiseborreica, formulada con azufre, óxido de zinc, kaolín y alcanfor.

- Tensoderm Scrub que, gracias a sus microgránulos de arrastre físico y tensioactivos, proporciona un peeling físico.

- Tensoderm Jabón Líquido, con extracto de Bardana, lactato de zinc y detergente syndet.

share, link, spread

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias o rechazar las cookies AQUI

Necesarias por motivos técnicos

Análisis

Configuración personalizada |